El estres laboral es catalogado como una de las enfermedades laborales con mayor crecimiento. Conoce qué es, señales y cómo evitarlo.

El estres laboral es cada vez más común en nuestra sociedad. Te contamos cuales son sus principales efectos y como los puedes evitar.

Durante años hemos escuchado, entre nuestros amigos (y en ocasiones nosotros mismos) decir que nos sentimos estresados por el trabajo.

Por momentos los lunes parecen venir llenos de una carga muy pesada y el recorrido para llegar al viernes parece eterno.

Aunque esto parezca cada vez más normal, es importante resaltar que es un rasgo creado y por lo tanto se puede dominar, controlar y con diferentes técnicas alcanzar a suprimir a su máxima expresión.

El estres es un rasgo que no debe pasar por alto, de hecho la OMS –Organización Mundial de la Salud– catálogo al estrés como una de las enfermedades del siglo XXI.

¿Qué podemos entender por estrés laboral?

El estres laboral se puede llegar a definir como un desequilibrio entre las exigencias (o autoexigencias) a las que nos enfrentamos y los conocimientos o capacidades que tenemos para cumplir esas expectativas.

Por ejemplo, si en nuestro entorno laboral existe una exigencia poco realista de resultados, las jornadas laborales no están definidas y las tareas no son enfocadas, está claro que, aunque tengamos las mejores intenciones, nuestras capacidades humanas no serán suficientes para cumplir con todos los requerimientos.

Relacionado ¿Cómo reducir la ansiedad y por qué surge?

Todo este panorama, sin contar con la vida social y familiar, genera rasgos de estrés que pueden afectar nuestra calidad de vida.

Dentro de esta definición del estres laboral hay una línea muy delgada que lo diferencia de la presión o reto laboral.

La presión o reto son positivas dentro de un ambiente laboral. Ellas ayudan a que el equipo y todos los trabajadores se mantengan motivados, sin embargo, cuando esta presión es excesiva y no controlada es que cruzamos la frontera y llegamos a experimentar el estres laboral.

🤕 Efectos del estres laboral

Aunque parezca por momentos inofensivo, el estres laboral trae como consecuencias, efectos negativos en la salud física, mental y emocional, los cuales son importantes que conozcas para identificarlos y buscar la mejor forma de eliminarlos.

👋 Consejo: Si los efectos del estrés laboral son consistentes o muy desarrollados, recuerda consultar con un experto en salud. No debes pasar por este camino sola/o

Efectos físicos

El cuerpo se comunica con nosotros todo el tiempo. Cada instante nos envía señales sobre su comportamiento y es importante que aprendamos a escucharlas para entender las causas.

En cuanto a los efectos del estres laboral sobre nuestro cuerpo, estos los principales y más evidentes:

  • Dolores de cabeza.
  • Malestar estomacal.
  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones con calma.
  • Cansancio constante.

Algunos efectos más avanzados:

  • Cardiopatías
  • Trastornos digestivos avanzados.
  • Tensión arterial y dolor de cabeza constante.
  • Dolores musculares y de los huesos.
  • Debilitamiento del sistema inmune.

💡 Tip: Mantente siempre hidratada/o. Ayudará a que mantengas tu energía y enfoque durante el día.

Efectos emocionales

A veces identificar los efectos emocionales por nosotros mismos es complejo, pues no alcanzamos a ser conscientes de nuestras acciones o reacciones cotidianas.

Para reconocerlos, es bueno consultarlo con algún familiar y amigo cercano.

El estrés es cada vez más común y cuentas con personas a tu alrededor que con seguridad estarán con la mejor disposición para ayudarte. Además estarán agradecidos por la confianza que depositas en ellos.

Conoce los efectos emocionales más comunes:

  • Sentimiento constante de descontento.
  • Angustia e irritabilidad
  • Dificultad para relajarse.
  • Pensamientos negativos.
  • Agotamiento constante.
  • Problemas en casa o en relaciones personales.

Algunos efectos de mayor cuidado:

  • Dificultad para dormir: Se calcula que más del 40% de personas, a nivel global, experimentan algún trastorno del sueño.
  • Ansiedad y depresión: Son dos de los rasgos con mayor crecimiento en el mundo. Según la OMS se estima que más de 300 millones de personas enfrentan depresión y más de 250 millones experimentan la ansiedad.

Técnicas de relajación para el estres laboral

Meditación y recordatorios para estar en el ahora

Una de las causas por las cuales se genera el estres laboral es por la angustia a lo que puede llegar a pasar el día de mañana o por el acto de juzgar a los sucesos que ocurrieron el día de ayer.

La primera técnica de relajación en el trabajo es sencilla: Mantén tu atención en el la hora.

Si logramos sincronizar nuestra mente emociones y cuerpo a estar viviendo el momento presente con seguridad nuestra productividad y calma se incrementarán.

Nos estaremos quitando una gran carga de nuestros hombros, pues estaremos siendo conscientes de que lo único que interesa es este momento.

Míralo de esta forma, si te enfocas completamente en la hora los resultados del futuro serán positivos, pues habrás disfrutado y entregado lo mejor de ti al momento presente.

Para ello puede realizar diferentes tipos de ideas o ejercicios.

Uno de los más efectivos es la práctica diaria de la meditación o el mindfulness, la cual con tan sólo cinco minutos al día podrás ver resultados en muy corto tiempo.

Si te interesa conocer la mejor forma para empezar a meditar puedes empezar aquí.

La meditación es una práctica que la puede desarrollar cualquier persona y que busca un solo objetivo: Traer nuestra atención al ahora.

Existe un gran número de técnicas de meditación, por ejemplo, esta ruta meditaciones guiadas está enfocada complemente en reducir el estres laboral del día a día.

Otra muy buena práctica para atraer nuestra atención al ahora es ubicar recordatorios en nuestro espacio.

Puede ser cualquier tipo de objeto recordatorio, lo más importante es que sea relevante para ti, que cada vez que lo veas sepas cuál es su objetivo.

Pueden ser plantas, post-it’s o notas, algún color o algún sonido.

También podrías crear una lista de las cosas más representativas para ti para que las puedas ir intercambiando cada mes. Esto con el fin de qué no se conviertan en paisaje y pierdan la intención.

Respira

La respiración es una de las herramientas más útiles y más subestimadas en la actualidad.

Contamos con ella la mayor parte de nuestro tiempo, sin embargo, a veces no somos conscientes de cómo entra y sale en nuestro cuerpo.

Menos de como segundo a segundo está ayudando a que todos nuestros órganos funcionen de la manera correcta.

Las abuelas y las mamás siempre han tenido razón con su clásico consejo: “Respira y cuenta hasta 10”.

Este pequeño ejercicio es un primer gran paso para enfrentar algún momento de estrés o tensión.

Además de hacer ejercicios de respiración consciente como la meditación, puedes practicar simplemente respirar algunos segundos entre cada tarea.

En verdad, esto ayuda a que cierres la tarea que estabas desarrollando y puedas iniciar una nueva, literalmente con nuevo aire, una nueva mentalidad y actitud.

Uni-task

El multi-tasking o el desarrollo de múltiples tareas al mismo tiempo Es un hábito cada vez más común en las jornadas laborales a nivel global.

Se ha llegado a creer que quien logre avanzar con varias tareas al tiempo es una persona más productiva y eficiente.

La ciencia confirma que esta creencia está alejada de nuestra realidad.

Nuestra mente es mucho más efectiva cuando desarrolla una tarea a la vez.

Esto en el corto, mediano y largo plazo previene retrocesos, inconvenientes y errores que se pudieron evitar con un trabajo enfocado y no de rapidez.

El enfocar la atención en desarrollar una tarea a la vez no sólo mejorará tu productividad sino también alimentará tu sensación de felicidad.

Verás como un trabajo enfocado y en calma puede crear resultados increíbles.

Escribe todos los días.

Uno de los hábitos más comunes dentro del grupo de líderes/sas ejemplares es el llevar un diario con sus pensamientos y emociones.

El acto de registrar lo que sentimos y pensamos ayuda a tangibilizar la emoción lo cual nos puede ayudar como un ejercicio de “descarga” emocional y también para identificar patrones que podemos evitar en un futuro.

Por ejemplo, si estamos en alguna reunión de trabajo y algún compañero hace algún comentario que despierta alguno de los síntomas de estrés, podemos escribirlo.

De esta manera podemos tener muy claro este pequeño hallazgo y así con ejercicios de respiración como la meditación, podemos evitar que el estrés se despierte por una situación similar.

También puedes implementar el hábito de escribir antes y después de la meditación para que así puedas ver los efectos que esta práctica tiene y como día a día tu estado de ánimo se transforma.

Ahora que ya conoces los efectos, causas y técnicas para enfrentar el estrés laboral, puedes trabajar día a día para reducirlos.

Aunque el estrés es una emoción natural no quiere decir que debamos vivir con ella en las áreas de nuestra vida.

Comparte este artículo a quien tú creas que puede ayudar. Entre todos hagamos un mundo libre de estrés.


Otros artículos:

 

Leave a Comment

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

logo-color.png
pura mente
La app de meditación mejor valorada de Latinoamérica

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados