string(65) "https://puramente.app/wp-content/uploads/2021/05/logo-color-s.png"
string(65) "https://puramente.app/wp-content/uploads/2021/05/logo-color-s.png"

Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

¿Cuál es la causa de no poder dormir?

No dormir bien es más habitual de lo que piensas, pero todo se puede modificar con el poder del hábito. Hoy te responderemos cuál es la causa de no poder dormir. La cantidad y variedad de motivos te sorprenderá!

Cualquiera que sea la razón por la que te sientes estresado, la mente irá hacia ese lugar a través de sus pensamientos cuando tu cabeza toca la almohada. Es normal.

Si te despiertas y miras el reloj y luego empiezas a preocuparte de que al día siguiente debes estar descansado para ir a trabajar, o del pago de las cuentas y otras inquietudes de la vida, esto simplemente activará tu sistema nervioso simpático.

Los niveles de adrenalina, conocida como la hormona del estrés, se elevarán y aumentarán tu ritmo cardíaco lo que hará particularmente complicado que vuelvas a quedarte dormido.

Pero si bien el estrés es uno de los factores más conocidos del insomnio, hay muchos otros que quizás nos conozcas y aquí te los contaremos. SI todavía te preguntas ¿Cuál es la causa de no poder dormir? sigue leyendo esta nota.

Tipos de insomnio

Con independencia de la causa que origina el insomnio, este puede ser:

  • Crónico: Si se prolonga más allá de seis meses, pudiendo durar años.
  • Transitorio: si se produce durante un corto periodo de tiempo de duración menor a un mes.

El insomnio crónico siempre está precedido por un insomnio situacional. La valoración que hacemos de la dificultad inicial para dormir es un factor determinante para que el insomnio sea un problema transitorio o un trastorno crónico.

Cual es la causa más frecuentes de no poder dormir

No hay una sola, sino que hay varias, y muchas se vinculan entre sí. Conócelas todas aquí mismo:

  • Estrés. Las preocupaciones sobre el trabajo, las finanzas o la familia así como los traumas, la muerte o la enfermedad de un ser querido o la pérdida de un trabajo, pueden mantener la mente en actividad durante la noche, lo que dificulta el sueño.
  • Viajes u horarios de trabajo. La alteración de los ritmos circadianos producto de los viajes a través de distintas zonas horarias pueden causar insomnio. El trabajo en turnos de tarde o de mañana, o el cambio de turno con frecuencia también pueden alterarlo.
  • Malos hábitos de sueño. Los malos hábitos de sueño incluyen los horarios irregulares de acostarse, las siestas largas o muy tarde, las actividades estimulantes antes de acostarse, un entorno de sueño incómodo y el uso de la cama para trabajar, comer o mirar televisión. Así como el uso de pantallas antes de acostarse pueden afectar el ciclo del sueño.
  • Alimentación en exceso en la noche. Está bien ingerir un tentempié liviano antes de acostarse, pero comer en exceso puede causarte molestias físicas cuando estás acostado y generar que te despiertes durante la noche.
  • Trastornos de salud mental. Los trastornos de ansiedad, como el trastorno por estrés postraumático, pueden alterar el sueño.

Tipos de ansiedad: Conoce los 11 trastornos más habituales

¿Qué es la ansiedad y porqué se produce?Descubre los 8 factores de riesgo

Ejemplos de la ansiedad ¿Es lo que estoy atravesando?

  • Medicamentos. Muchos fármacos recetados pueden afectar el sueño, por ejemplo, ciertos antidepresivos y medicamentos para el asma o la presión arterial.

Muchos medicamentos de venta libre, como algunos analgésicos, medicamentos para la alergia y el resfriado, y los productos para adelgazar, contienen cafeína y otros estimulantes que pueden alterar el sueño.

  • Afecciones. Los ejemplos de afecciones relacionadas con el insomnio incluyen el dolor crónico, el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardíacas, el asma, la enfermedad del reflujo gastroesofágico, el hipertiroidismo, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.
  • Trastornos relacionados con el sueño. La apnea del sueño produce pausas respiratorias periódicas durante la noche, lo que interrumpe el sueño. El síndrome de las piernas inquietas produce sensaciones poco agradables en las piernas y un deseo casi irresistible de moverlas, lo que puede impedir conciliar el sueño.
  • Cafeína, nicotina y alcohol. El café, el té, las bebidas cola y otras bebidas con cafeína son estimulantes. Procura evitarlas luego del mediodía.

La nicotina de los productos de tabaco es otro estimulante que puede afectar el sueño.

El alcohol puede ayudarte a conciliar el sueño, pero impide que se alcancen las fases del sueño más profundas y, a menudo, hace que te despiertes en medio de la noche.

Insomnio y vejez

El insomnio se vuelve más frecuente con la edad. A medida que envejeces, tal vez tengas lo siguiente:

  • Cambios en los patrones de sueño. A medida que envejeces, el sueño suele volverse menos profundo; por lo tanto, es más probable que los ruidos te despierten. Con la edad, el reloj interno con frecuencia se adelanta, de modo que te cansas más temprano por la noche y te levantas más temprano en la mañana.
  • Cambios en la actividad. Es posible que estés menos activo desde el punto de vista físico o social y que la falta de actividad interfiera en tu sueño.

Además, cuanto menos activo estés, más probable es que tomes una siesta diurna, lo que puede afectar el sueño durante la noche.

  • Cambios en la salud. El dolor crónico debido a afecciones como la artritis o los problemas de espalda, así como la depresión o la ansiedad pueden afectar el sueño.

Algunos problemas vinculados a la próstata o la vejiga aumentan la necesidad de orinar durante la noche.

Así también la apnea del sueño y el síndrome de las piernas inquietas se vuelven más frecuentes con la edad.

  • Más medicamentos.

Normalmente, las personas mayores toman más medicamentos recetados que las más jóvenes, lo que aumenta la probabilidad de tener insomnio asociado con los medicamentos.

Círculo vicioso del sueño

Si el insomnio es consecuencia de una causa identificable, hay que intervenir principalmente en esa causa para solucionar el problema de sueño. Sin embargo, en ocasiones se entra en el círculo vicioso en el que la ansiedad por intentar dormir reduce la posibilidad de quedarse dormido.

Así, por ejemplo, la persona que duerme mal durante varias noches, pero continúa su rutina sin preocuparse por ello, es poco probable que desarrolle insomnio crónico. En cambio, una persona que se preocupa por no poder dormir durante unos días y por sus consecuencias negativas tiene probabilidades de entrar en un círculo vicioso de insomnio.

La persona con insomnio crónico no sólo se preocupa por la noche pasada, sino que ya está pensando en la noche siguiente. Por lo tanto, el insomnio se convierte en una profecía que se cumple por sí misma.

Por eso, aunque el insomnio pueda originarse por una causa puntual, puede extenderse aunque la preocupación inicial que causaba el insomnio sea resuelto, ya que el insomnio en sí mismo se transforma en el origen del estrés.

¿Cómo frenar las preocupaciones?

Preocuparse, hasta cierto punto, es una parte natural de la vida. Nos preocupamos por pagar una factura, una primera cita, el clima que hará el día de nuestro cumpleaños. Nuestros cerebros están programados evolutivamente para preocuparse: De esta manera nuestros ancestros tenían mayores probabilidades de sobrevivir a un depredador.

Eventualmente, sin embargo, nos damos cuenta de que preocuparse por el futuro no evita los problemas del mañana, solo le quita la alegría al hoy. Lo mismo con el pasado: Dar vueltas a lo que pasó no cambiará los hechos.

¿Por qué hacemos tanto hincapié en los pensamientos? Porque son ellos los que generalmente mantienen la mente activa e inhabilitan el sueño. Si todavía te preguntas cuál es la causa de no poder dormir te recomendamos esta lectura:

Lee más: Cómo hago para dejar de sobrepensar

Meditación y pensamientos

Cuando se trata de atajar la preocupación, la meditación puede ser una gran aliada. Con la práctica, aprendemos a alejarnos de los pensamientos y emociones que generan los peores escenarios; y en cambio, desarrollamos una conciencia que nos permite no solo ver lo que nuestra mente está inventando, sino a estar menos desencadenados por la preocupación.

Esperamos haberte respondido la tan habitual pregunta: Cuál es la causa para poder dormir. Si quieres continuar leyendo sobre el tema aquí te dejamos algunos links:

Lee más:

¿Meditar o poner la mente en blanco? Descubre la diferencia

¿Cómo se medita antes de dormir?

En Puramente App podrás encontrar una gran variedad de meditaciones guiadas gratuitas, tanto para principiantes como para aquellos que ya han comenzado a recorrer el camino de la meditación y el autoconocimiento!

Nos vemos en el camino 🙂

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados