¿Cómo puedo controlar la ansiedad? | Pura Mente

Pura Mente

Cómo puedo controlar la ansiedad

La ansiedad es una de las alteraciones con mayor crecimiento en los últimos años a nivel global. Conoce en este artículo ¿cómo puedo controlar la ansiedad? con diferentes hábitos y ejercicios diarios como la meditación.

Empecemos por una base fundamental: la ansiedad es natural, en la historia de la humanidad siempre ha existido, por lo tanto, no es ni buena ni mala, simplemente es un sentimiento, emoción o alteración.

Nuestros antepasados “utilizaban” el estrés y la ansiedad como reflejo para sobrevivir ante los peligros de aquella época como evitar ser devorados por algún depredador, atacados por otras tribus o simplemente proteger a su grupo ante cualquier imprevisto climático enviado por los “dioses”.

La ansiedad, si se ve bajo esta perspectiva ya no es tan negativa ¿verdad?, sin embargo, en la era actual es evidente que ya no nos enfrentamos a las mismas situaciones de riesgo como en aquella época. Antes buscábamos sobrevivir ahora nos estamos encaminando a vivir en el aquí y el ahora.

Aunque la ansiedad es una alteración natural, también se ha demostrado que se desarrolla y “fortalece” con el tiempo por causa de nuestros hábitos, actitudes, comportamientos y acciones ante cada situación y momento de la vida.

Por esta misma razón, al ser una alteración dinámica la podemos aprender a controlar y reducir para lograr tener una vida con mayor tranquilidad, enfoque y bienestar.

¿Por qué surge la ansiedad?

La ansiedad se puede entender como alteraciones frecuentes provocadas por preocupaciones, miedos excesivos y persistente frente a situaciones diarias o futuras.

Puede ser alimentada también por el miedo a lo desconocido, la incertidumbre o situaciones que están fuera de tu control.

Como seres humanos, buscamos la seguridad y comodidad, pues en nuestro inconsciente son sinónimos de seguridad y estabilidad.

Cuando llega algún cambio repentino o suponemos un futuro que aún no ha llegado, los niveles de ansiedad se incrementan.

Es como si le estuvieras enviando a tu cerebro una señal de ayuda ante un depredador y con esta señal tu cerebro buscará protegerte produciendo químicos y reacciones en tu cuerpo para señalarte que algo no está del todo bien.

¿Cómo afecta la ansiedad?

Cuando los niveles de ansiedad son constantes y muy elevados, empezará a impactar de una manera importante a tu salud física, mental y emocional.

Una de las áreas que más se ven afectadas por la ansiedad es la calidad del sueño.

Por causa de ella podemos empezar a tener problemas para dormir o podemos tener un sueño segmentado, que es, por ejemplo, despertarse a las 3:00am sin ninguna razón aparente.

Tu salud física puede verse afectada con frecuentes dolores de cabeza, digestión pesada, tensiones musculares (en especial en la zona de la espalda o el cuello), dificultad para concentrarse o una disminución importante de energía.

La ansiedad consume grandes recursos de la energía de tu cuerpo y mente lo cual te lleva a sentirte cansado/da constantemente, sin ánimos para salir o hacer ejercicio.

Esta alteración empieza a impactar a todo tu ciclo pues si desarrollas el sedentarismo, no ayudarás a tu cuerpo a sentirse activo; si no te sientes activo no tendrás una buena calidad del sueño y si no duermes bien no podrás ser productivo en tu día a día.

¿Cómo puedo controlar la ansiedad?

La mente nunca para, por su misma naturaleza siempre está creando pensamientos, es una de sus funciones.

Así que lo importante no es llegar a silenciar los pensamientos de ansiedad, la clave está en saber a qué le estamos entregando nuestro enfoque y atención.

Toma papel y lápiz y responde a la pregunta ¿qué me preocupa en este momento? ¿qué me genera ansiedad? ¿que estoy sintiendo en este momento?

Si no tienes respuesta a todas las preguntas en este momento no te preocupes, ten a la mano una libreta para que cuando encuentres la respuesta en tu día a día lo puedas escribir.

La idea de este ejercicio es que encuentres el origen de los niveles altos de ansiedad, que puedas identificar a qué tipo de pensamientos y emociones les estás dando más protagonismo del que deberías.

Para este ejercicio la meditación es un muy buen recurso.

La práctica del mindfulness o la meditación busca un objetivo muy sencillo, traer nuestra atención al momento presente.

No se trata de eliminar pensamientos, bloquear emociones o dejar la mente en blanco, se trata de con pequeños ejercicios de respiración lograr tener enfoque en el momento presente, lo cual te ayudará a controlar la ansiedad de una manera más natural.

Existen algunas rutas de meditación guiada que te ayudarán a controlar la ansiedad puedes empezar por alguna de ellas, con seguridad te ayudarán en el corto y mediano plazo.

Te invitamos a probar sesiones enfocadas en reducir la ansiedad en la app de Pura Mente

Otros recursos que te ayudarán

Para controlar la ansiedad te pueden funcionar otros tips muy sencillos para que puedas aplicar poco a poco dentro de tus rutinas.

  • Organiza tu tiempo: Tener claras las tareas y responsabilidades que necesitas cumplir ayudará a tener claridad y enfoque mental en lo importante.
  • Practica ejercicios de respiración
  • Has ejercicio o muévete durante el día: Estar tanto tiempo frente a la computadora o en un solo lugar puede generar mayores tensiones y generación de hormonas saludables como la serotonina (hormona de la “felicidad”).
  • Has un seguimiento de cómo te sientes: Puede ser llevando un diario o compartiendo tus sentimientos con alguien. Funcionará como una especie de escape y ayudará a evacuar todos esos pensamientos que generan ansiedad.

Ahora que conoces algunas de las causas e ideas para controlar la ansiedad, te invitamos a que los pongas en práctica y por sobre todo tengas como base la paciencia y calma, son el principal enemigo de la ansiedad.

Te invitamos a que compartas este artículo con quien tu creas que le puede funcionar y hagamos juntos un mundo con menos ansiedad y más bienestar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *