Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

Algunas de las teorías de los sueños más prominentes sostienen que la función de soñar es:

  • Consolidar recuerdos
  • Procesar emociones
  • Expresar nuestros deseos más profundos
  • Ganar práctica enfrentando peligros potenciales


Muchos expertos creen que soñamos debido a una combinación de estas razones más que a una teoría en particular. Además, mientras que muchos investigadores creen que soñar es esencial para el bienestar mental, emocional y físico, algunos científicos sugieren que los sueños no tienen ningún propósito real.

La conclusión es que, si bien se han propuesto muchas teorías, no ha surgido un único consenso sobre por qué soñamos.

Soñar durante diferentes fases del sueño también puede tener propósitos únicos. Los sueños más vívidos ocurren durante el sueño de movimientos oculares rápidos (REM), y estos son los sueños que es más probable que recordemos. También soñamos durante el sueño sin movimientos oculares rápidos (no REM), pero se sabe que esos sueños se recuerdan con menos frecuencia y tienen un contenido más mundano.

 

Los sueños pueden reflejar el inconsciente


La teoría de los sueños de Sigmund Freud sugiere que los sueños representan deseos, pensamientos, cumplimiento de deseos y motivaciones inconscientes. Según Freud, las personas son impulsadas por anhelos reprimidos e inconscientes, como los instintos agresivos y sexuales.

Si bien muchas de las afirmaciones de Freud han sido desacreditadas, la investigación sugiere que existe un efecto de rebote del sueño, también conocido como teoría del rebote del sueño, en el que la supresión de un pensamiento tiende a provocar que se sueñe con él.

En "La interpretación de los sueños", Freud escribió que los sueños son "realizaciones encubiertas de deseos reprimidos". También describió dos componentes diferentes de los sueños: contenido manifiesto (imágenes reales) y contenido latente (significado oculto).

La teoría de Freud contribuyó al auge y la popularidad de la interpretación de los sueños. Si bien la investigación no ha podido demostrar que el contenido manifiesto disfraza el significado psicológico de un sueño, algunos expertos creen que los sueños juegan un papel importante en el procesamiento de las emociones y las experiencias estresantes.

 


Información del proceso de los sueños
De acuerdo con el modelo de activación-síntesis de los sueños, que fue propuesto por primera vez por J. Allan Hobson y Robert McCarley, los circuitos del cerebro se activan durante el sueño REM, lo que activa la amígdala y el hipocampo para crear una serie de impulsos eléctricos.6 Esto da como resultado en una recopilación de pensamientos, imágenes y recuerdos aleatorios que aparecen mientras se sueña.

Cuando nos despertamos, nuestras mentes activas reúnen las diversas imágenes y fragmentos de memoria del sueño para crear una narrativa cohesiva.

En la hipótesis de activación-síntesis, los sueños son una compilación de aleatoriedad que aparece en la mente dormida y se reúne de manera significativa cuando nos despertamos. En este sentido, los sueños pueden provocar que el soñador haga nuevas conexiones, inspire ideas útiles o tenga epifanías creativas en su vida de vigilia.

 

Ayuda en la memoria


Según la teoría del procesamiento de la información, el sueño nos permite consolidar y procesar toda la información y los recuerdos que hemos recopilado durante el día anterior. Algunos expertos en sueños sugieren que soñar es un subproducto, o incluso una parte activa, de este procesamiento de experiencias.

Este modelo, conocido como la teoría de la autoorganización de los sueños, explica que soñar es un efecto secundario de la actividad neuronal del cerebro, ya que los recuerdos se consolidan durante el sueño. Durante este proceso de redistribución de la información inconsciente, se sugiere que los recuerdos se fortalecen o se debilitan. De acuerdo con la teoría de la autoorganización de los sueños, mientras soñamos, los recuerdos útiles se fortalecen, mientras que los menos útiles se desvanecen.

La investigación apoya esta teoría, encontrando mejoras en tareas complejas cuando una persona sueña con hacerlas. Los estudios también muestran que durante el sueño REM, las ondas theta de baja frecuencia eran más activas en el lóbulo frontal, al igual que cuando las personas están aprendiendo, almacenando y recordando información cuando están despiertas.

 

Los sueños estimulan la creatividad


Otra teoría sobre los sueños dice que su propósito es ayudarnos a resolver problemas. En esta teoría de la creatividad de los sueños, la mente inconsciente y sin restricciones es libre de vagar por su potencial ilimitado mientras se descarga de las realidades a menudo asfixiantes del mundo consciente. De hecho, la investigación ha demostrado que soñar es un promotor eficaz del pensamiento creativo.

La investigación científica y la evidencia anecdótica respaldan el hecho de que muchas personas extraen con éxito sus sueños en busca de inspiración y acreditan sus sueños por sus grandes momentos "ajá".

La capacidad de establecer conexiones inesperadas entre los recuerdos y las ideas que aparecen en los sueños a menudo resulta ser un terreno especialmente fértil para la creatividad.

 

Los sueños reflejan tu vida


Bajo la hipótesis de la continuidad, los sueños funcionan como un reflejo de la vida real de una persona, incorporando experiencias conscientes en sus sueños. En lugar de una simple repetición de la vida de vigilia, los sueños aparecen como un mosaico de fragmentos de memoria.

Aún así, los estudios muestran que el sueño no REM puede estar más involucrado con la memoria declarativa (las cosas más rutinarias), mientras que los sueños REM incluyen recuerdos más emocionales e instructivos. En general, los sueños REM tienden a ser más fáciles de recordar en comparación con los sueños no REM.

Según la hipótesis de la continuidad, los recuerdos pueden fragmentarse a propósito en nuestros sueños como parte de la incorporación de nuevos aprendizajes y experiencias en la memoria a largo plazo. Aún así, hay muchas preguntas sin respuesta sobre por qué algunos aspectos de los recuerdos aparecen de manera más o menos prominente en nuestra memoria. 

 

Preparar y Proteger


El ensayo del instinto primitivo y las teorías de la estrategia adaptativa del sueño proponen que soñamos para prepararnos mejor para enfrentar los peligros en el mundo real. El sueño como función de simulación social o simulación de amenazas proporciona al soñador un entorno seguro para practicar importantes habilidades de supervivencia.

Mientras soñamos, perfeccionamos nuestros instintos de lucha o huida y desarrollamos la capacidad mental para manejar escenarios amenazantes. Según la teoría de la simulación de amenazas, nuestros cerebros dormidos se enfocan en el mecanismo de lucha o huida para prepararnos para escenarios que amenazan la vida y/o emocionalmente intensos, que incluyen:

  • Huyendo de un perseguidor
  • Cayendo por un precipicio
  • Apareciendo en algún lugar desnudo
  • Ir al baño en publico
  • Olvidarse de estudiar para un examen final


Esta teoría sugiere que practicar o ensayar estas habilidades en nuestros sueños nos da una ventaja evolutiva en el sentido de que podemos hacer frente mejor o evitar escenarios amenazantes en el mundo real. Esto ayuda a explicar por qué tantos sueños contienen contenido aterrador, dramático o intenso.

 

Los sueños ayudan a procesar las emociones


La teoría de los sueños de regulación emocional dice que la función de los sueños es ayudarnos a procesar y hacer frente a nuestras emociones o traumas en el espacio seguro del sueño.

Las investigaciones muestran que la amígdala, que está involucrada en el procesamiento de las emociones, y el hipocampo, que desempeña un papel vital en la condensación de la información y su traslado del almacenamiento de memoria a corto plazo a largo plazo, están activos durante los sueños vívidos e intensos. Esto ilustra un fuerte vínculo entre los sueños, el almacenamiento de la memoria y el procesamiento emocional.

Esta teoría sugiere que el sueño REM juega un papel vital en la regulación emocional del cerebro. También ayuda a explicar por qué tantos sueños son emocionalmente vívidos y por qué las experiencias emocionales o traumáticas tienden a repetirse. La investigación ha demostrado una conexión entre la capacidad de procesar emociones y la cantidad de sueño REM que una persona obtiene.

Las similitudes de contenido y los sueños comunes compartidos entre los soñadores pueden ayudar a promover la conexión. La investigación también señala una mayor empatía entre las personas que comparten sus sueños con otros, lo que indica otra forma en que los sueños pueden ayudarnos a sobrellevar la situación al promover el apoyo comunitario e interpersonal.

Meditación Para Tu vida

Una vida con mayor bienestar
empieza con 5 minutos de meditación al día

Descarga la app gratis:

Puramente Meditación para la Vida

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

Desorden de personalidad

Mientras que la personalidad determina lo que piensas y cómo te comportas, los trastornos de personalidad están marcados por pensamientos y comportamientos que son perjudiciales

Leer más »

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados