Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

1. Habla con tus hijos de forma respetuosa


Una cosa que puede hacer para convertirse en un padre más consciente es ser realmente consciente de cómo habla con sus hijos.

La forma en que les habla a sus hijos es poderosa: sus palabras, tono y volumen dictarán si su hijo se siente seguro y respetado o amenazado y degradado.

¿Con qué frecuencia estás gritando? ¿Estás hablando en un tono sarcástico o impaciente? ¿Dices constantemente palabras como No, No lo hagas, Alto, etc.?

Habla con tus hijos como te gustaría que la gente te hablara a ti. Por ejemplo, no te rías de ellos cuando digan algo divertido, incluso si es muy lindo, porque podrían pensar que te estás burlando de ellos.

Comience a notar realmente cómo les habla a sus hijos y tal vez haga algunos cambios. Hable en un tono de voz más reconfortante y paciente, use palabras más alentadoras y fortalecedoras, y asegúrese de respetarlas con la forma en que se comunica.

 

2. Gestiona tus expectativas


La crianza consciente se trata de no proyectar sus propios deseos y necesidades en sus hijos. Para hacer eso, debe mejorar en el manejo de sus expectativas.

Sus hijos no siempre van a hacer lo que usted quiere, como quiere y cuando quiere. De hecho, es extremadamente raro que su hijo haga lo que usted espera que haga. Eres padre, así que ya sabes que esto es cierto.

Tenemos que dejar de lado nuestra necesidad de moldear a nuestros hijos en lo que queremos que sean y dejar que evolucionen auténticamente por sí mismos.

Cuando tenemos expectativas sobre cómo queremos que actúen nuestros hijos, o quiénes queremos que sean, esencialmente estamos diciendo que lo que queremos para ellos es correcto y bueno y cualquier otra cosa es incorrecta o mala.

Cuando no cumplen con nuestras expectativas, ¡sentimos que fallamos y ellos sienten que nos han decepcionado!

¡Y no se equivocan! Pero eso no es su culpa, es nuestra. Tenemos que ser más conscientes de cuándo esperamos que nuestros hijos sean de cierta manera y darles el espacio que necesitan para ser quienes son sin sentir ninguna decepción por nuestra parte.

 

3. Trabaja en tus propios problemas


Ser un padre consciente requiere hacer MUCHO trabajo en uno mismo.

Realmente tienes que sumergirte profundamente en tu condicionamiento, patrones negativos, traumas y desencadenantes para que puedas entenderte a ti mismo lo suficiente como para tener conciencia de ti mismo.

Para volverte más consciente, debes descubrir viejas heridas y tomarte el tiempo para sanarlas. Hay tantas maneras de hacer esto, voy a repasar algunas de ellas a continuación.

PRIMERO, LEA LIBROS DE SUPERACIÓN PERSONAL.
¡Empieza a leer muchos libros de superación personal! Es más asequible que la terapia, pero aun así te abre los ojos a nuevas ideas, perspectivas y formas de descubrir las partes de ti mismo que aún necesitan algo de trabajo o curación. Cómo hacer el trabajo de la Dra. Nicole LePera es realmente bueno para descubrir el trauma infantil y finalmente curarlo.

SEGUNDO, EMPIEZA UNA PRÁCTICA DE MEDITACIÓN.
A veces, todo lo que necesitas para descubrirte a ti mismo es un poco de quietud y silencio. Si nunca has meditado antes y quieres más información, consulta este post sobre cómo empezar a meditar.

TERCERO, COMIENCE A UTILIZAR AFIRMACIONES.
Me gusta pensar en las afirmaciones como suaves recordatorios de la verdad. Personalmente, una de las cosas en las que estoy trabajando es en mi necesidad de controlar todo, lo que por supuesto incluye a mi hija. Entonces, se me ocurrió esta afirmación que me digo a mí mismo cuando noto que estoy cayendo en un patrón de control:

No estoy aquí para controlar a mi hijo. Solo guíala gentil y amorosamente.

 

4. Considera crear una rutina diaria


Creo que es de conocimiento común que los niños prosperan fuera de la rutina. Lee cualquier libro para padres y verás que crear una rutina diaria predecible es siempre una de las recomendaciones.

Creo que mientras no seas demasiado rígido o controlador mientras haces cumplir la rutina, entonces puede ser una excelente manera de practicar la crianza consciente.

Para ser un padre consciente, debe dejar espacio para la atención plena en su rutina diaria.

Es difícil estar atento y consciente de ti mismo cuando tus días se sienten caóticos, llenos de estrés e impredecibles. Si su día es un poco más estructurado y predecible tanto para usted como para sus hijos, hace que el día fluya sin esfuerzo; lo que hace que sea más fácil mantenerse consciente de sus palabras y acciones.

 

5. Ten en cuenta la edad de tus hijos


Puede haber muchas disonancias y luchas cuando olvidamos qué tipo de comportamiento es apropiado para la edad de nuestros hijos.

Necesitamos tener en cuenta la edad de nuestros hijos antes de reaccionar a las situaciones demasiado rápido. Es posible que solo estemos reaccionando a algo que es completamente normal para la edad de nuestro hijo y no necesita ser exagerado.

Por ejemplo, cuando encuentras a tu niño tirando tu costoso aceite facial tu primera reacción será negativa. Vas a querer gritar, enojarte, etc.

Un padre consciente adoptaría un enfoque más atento y recordaría que su hijo solo tiene dos años. Date cuenta de que solo están tratando de explorar su entorno, sus acciones son completamente apropiadas para su edad y no merecen ser reprendidos por ello.

El padre consciente se sentaría con su hijo y le explicaría amablemente por qué no debería tirar el aceite facial de mamá y se tomaría un momento para enseñarle el valor de las pertenencias, el dinero, etc.

Tener en cuenta las edades de sus hijos puede poner las cosas en perspectiva rápidamente y evitar conflictos innecesarios.

 

6. Trate a sus hijos como individuos


No hay una talla única para todas las formas de crianza.

La crianza consciente significa que usted es completamente consciente de las necesidades individuales de cada niño y los trata en consecuencia.

Trate de ser más consciente de comparar a sus hijos con sus hermanos, amigos, miembros de la familia, etc. Déle a su hijo espacio para crecer sin sentir que lo están comparando con otra persona.

 

7. Muestra empatía y compasión


Una gran parte de la crianza consciente es ser consciente de sus respuestas y reacciones lo suficiente como para asegurarse de que está mostrando empatía y compasión a sus hijos cuando lo necesitan.

Nuestros hijos no son perfectos y no debemos esperar que lo sean. Van a cometer errores y buscarán en nosotros consuelo y tranquilidad.

Necesitamos tomarnos el tiempo para ver las cosas desde la perspectiva de nuestros hijos e imaginar cómo se pueden sentir en cualquier situación dada.

Por ejemplo, supongamos que su niño pequeño derrama su jugo. Tu acción podría ser reprender, actuar frustrado o incluso enojado. Pero imagina que fuiste tú quien acaba de derramar tu bebida.

Por supuesto, no lo hiciste a propósito. ¿Cómo te sentirías si alguien te reprendiera y te hiciera sentir mal por ello? ¿No sentirías una sensación de vergüenza y vergüenza?

Trate de ser más consciente cuando pueda estar reaccionando injustamente a las acciones de su hijo.

 

8. Enseña a tus hijos con el ejemplo


Una de las formas más efectivas de enseñar a nuestros hijos es con el ejemplo. 

Nuestros hijos, especialmente cuando son más pequeños, van a ser pequeños imitadores; querer hacer lo que hacemos y decir lo que decimos. ¿Por qué no usar eso de una manera positiva?

Si quiere enseñar compasión a sus hijos, muéstreles cómo es ser compasivo mostrándoles compasión cuando la necesiten.

O si quiere enseñarle paciencia a su hijo, sea paciente con él incluso cuando sea difícil.

Tal vez quieras que tus hijos estén más limpios y ordenados, ¡déjalos mirar mientras mantienes tu espacio ordenado con una sonrisa en tu rostro!

Creo que entiendes el punto. Predicar con el ejemplo.

 

9. Modele hábitos saludables


Este va junto con enseñar a sus hijos con el ejemplo. Si quiere que sus hijos tengan hábitos saludables, modele hábitos saludables para ellos.

Enséñales a respetar su cuerpo ya sí mismos respetando el tuyo. Recuerde, ser un padre consciente se trata más de nosotros que de nuestros hijos.

Es importante tener en cuenta que modelar no significa forzar, controlar o manipular. Significa dejar que sus hijos hagan observaciones sobre usted por sí mismos y que actúen en consecuencia.

No puede esperar que a sus hijos les encante la actividad física si todo lo que ven es sentarse en el sofá todo el día. Si quiere que sus hijos coman felizmente sus verduras, muéstreles cuánto le gusta comer sus verduras, en lugar de comer galletas astutamente después de decirles que no podían comer más dulces ese día.

Esto también se aplica a la forma en que te hablas a ti mismo.

Si queremos que nuestros hijos se amen a sí mismos y tengan una imagen positiva de sí mismos, no podemos permitir que nos vean menospreciándonos o que nos escuchen con un diálogo interno negativo.

Por ejemplo, si tu hija te ve mirándote en el espejo y quejándote de cuánto odias tu cuerpo, ella también aprenderá a odiar su cuerpo.

Por el contrario, si te ven mirándote en el espejo y expresando cuánto amas tu cuerpo, hay muchas más posibilidades de que ellos hagan lo mismo.

Modele una alimentación saludable, positividad corporal, etc., y será mucho más probable que sus hijos sigan su ejemplo.

 

10. Dale responsabilidades a tus hijos


Los niños quieren saber que son capaces, importantes y necesarios.

Una forma de asegurarse de que se sientan así es darles responsabilidades a sus hijos. Darles responsabilidades a sus hijos también fomenta la independencia y los ayuda a sentirse más autosuficientes.

Para los niños más pequeños, dar más responsabilidades puede ser tan simple como pedirles que tiren la basura o pongan la ropa sucia en el cesto de la ropa sucia.

Para los niños mayores, asígneles tareas para hacer en la casa. Si recibe un pequeño empujón, lo que con los niños mayores probablemente les permitirá elegir qué tareas les gustaría hacer y darles cierto control.

 

11. Reduzca la velocidad


Para ser un padre más consciente, debe reducir la velocidad de todas las formas posibles.

Deje de apurarse durante el día y practique ser más paciente con sus hijos. Los niños todavía están aprendiendo y desarrollándose y necesitan más tiempo para procesar informacion.

Dé a sus hijos la oportunidad de responder a sus preguntas sin interrumpirlos ni presionarlos para que respondan. Deles tiempo para que tomen sus propias decisiones sin pedirles que ya tomen una decisión.

Déjalos moverse a su propio ritmo en lugar de decirles siempre que sigan, sigan.

Los niños son unos auténticos expertos en pararse a oler las rosas. Es una de las cosas más hermosas de ellos. Son conscientes sin esfuerzo y saben de forma innata cómo vivir el momento.

En lugar de tratar de acelerarlos y ponerlos a su nivel, tal vez disminuya la velocidad y póngase a su nivel. Mira el mundo a través de sus ojos y aprende a detenerte y volver a oler las rosas.

Meditación Para Tu vida

Una vida con mayor bienestar
empieza con 5 minutos de meditación al día

Descarga la app gratis:

Puramente Meditación para la Vida

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

Desorden de personalidad

Mientras que la personalidad determina lo que piensas y cómo te comportas, los trastornos de personalidad están marcados por pensamientos y comportamientos que son perjudiciales

Leer más »

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados