Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

Todos conocemos esa sensación. Esa sensación de hundimiento en el estómago cuando te das cuenta de que faltan pocas horas para que se cumpla el plazo de tu proyecto y aún no has empezado a trabajar en él. La presión aumenta hasta que, finalmente, te derrumbas y empiezas a teclear frenéticamente o a correr a la oficina para intentar hacer las cosas.

 

Y la mayoría de las veces, acabas con un producto que dista mucho de tu mejor trabajo.

 

Esto es lo que ocurre cuando procrastinamos: nos sometemos a una intensa presión que conduce a un trabajo de baja calidad.

 

Si eres alguien que se encuentra a menudo en esta situación, es hora de romper el ciclo de la procrastinación. Aquí tienes cinco trampas que te impiden ser productivo

1. Crees que trabajas mejor bajo presión

La trampa más común en la que cae la gente es pensar que trabajan mejor cuando están bajo presión. Esto puede ser cierto para algunas personas, pero lo más probable es que sólo sea una excusa para procrastinar.

 

La verdad es que, cuando estamos bajo presión, cometemos más errores y nuestro trabajo se resiente. Si quieres hacer tu mejor trabajo, es importante que te des el tiempo y el espacio necesarios para hacerlo

2. Te dices a ti mismo que empezarás a trabajar después de tomar un romper

Esta es una trampa en la que es muy fácil caer. Te sientas en tu mesa con la intención de empezar a trabajar en tu proyecto, pero luego te dices a ti mismo que primero necesitas un descanso. Tal vez sólo tengas que consultar tu correo electrónico o dar un paseo rápido alrededor de la manzana. Pero antes de que te des cuenta, ha pasado una hora y todavía no has empezado a trabajar

3. Intentas hacer demasiadas cosas a la vez

Cuando tenemos muchas cosas que hacer, puede ser tentador intentar hacerlas todas a la vez. Pero esto normalmente sólo conduce a la confusión y la frustración, y nada se hace bien. Cuando te sientas abrumado por tu lista de cosas pendientes, céntrate en una tarea a la vez y preste toda su atención

4. No sabes por dónde empezar

Este es un problema común cuando se inicia un nuevo proyecto. Puede que tengas una idea general de lo que quieres hacer, pero no sabes por dónde empezar. La mejor manera de superarlo es dividir el proyecto en tareas más pequeñas. Una vez que tengas un plan de acción, será mucho más fácil empezar

5. Eres perfeccionista

Si eres perfeccionista, puede que te dé miedo empezar a trabajar en un proyecto porque temes que no sea perfecto. Pero nunca nada va a ser perfecto, así que es importante que empieces por algún sitio. Hazlo lo mejor que puedas y no te preocupes por ser perfecto.

 

Si consigues evitar estas trampas, estarás en el buen camino para romper el ciclo de la procrastinación y ser más productivo. Sólo recuerda que debes ir paso a paso y darte el tiempo y el espacio que necesitas para hacer tu mejor trabajo.

Meditación Para Tu vida

Una vida con mayor bienestar
empieza con 5 minutos de meditación al día

Descarga la app gratis:

Puramente Meditación para la Vida

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

Desorden de personalidad

Mientras que la personalidad determina lo que piensas y cómo te comportas, los trastornos de personalidad están marcados por pensamientos y comportamientos que son perjudiciales

Leer más »

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados