Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

La procrastinación ha sido llamada el ladrón del tiempo, y con razón. Puede impedirnos alcanzar nuestros objetivos, lograr nuestros sueños y vivir una vida plena y productiva.

 

De hecho, se calcula que la procrastinación le cuesta a la economía de Estados Unidos miles de millones de dólares cada año.

 

¿Qué es la procrastinación y por qué lo hacemos? La procrastinación es el acto de retrasar o posponer algo que debe hacerse.

 

Hay muchas razones por las que la gente procrastina, pero algunas de las más comunes son el miedo al fracaso, el miedo al éxito, el perfeccionismo, la duda, el agobio y el aburrimiento.

1. Intentas hacer demasiadas cosas a la vez.

Cuando intentamos hacer demasiadas cosas a la vez, puede ser difícil concentrarse en una sola tarea. Esto puede llevar a la procrastinación, ya que nos sentimos abrumados e inseguros de por dónde empezar.

2. Tenemos miedo al fracaso"

Muchas personas procrastinan porque tienen miedo al fracaso. Pueden sentir que si no dan lo mejor de sí mismos, serán juzgados duramente por ellos mismos o por los demás. Esto puede provocar mucha ansiedad y estrés, lo que a su vez puede llevar a la procrastinación.

3. Tenemos miedo al éxito"

Por otro lado, algunas personas procrastinan porque tienen miedo al éxito. Pueden sentir que no son dignos del éxito o que no lo merecen. Esto puede provocar muchas dudas e inseguridad, lo que también puede llevar a la procrastinación.

4. Queremos que todo sea perfecto"

El perfeccionismo es otra causa común de la procrastinación. Podemos sentir que si no somos perfectos, seremos juzgados duramente o que fracasaremos. Esto puede llevarnos a posponer el inicio de una tarea porque tememos que no sea perfecta.

5. No creemos en nosotros mismos

La duda sobre uno mismo es otra razón común para la procrastinación. Puede que no creamos que podemos hacer algo o que somos lo suficientemente buenos. Esto puede llevarnos a dudar de nosotros mismos y de nuestras capacidades, lo que puede dificultar el inicio o la finalización de una tarea.

6. Nos sentimos abrumados

Cuando tenemos demasiadas cosas en nuestro plato, puede es difícil saber por dónde empezar. Esto puede llevar a la procrastinación, ya que nos sentimos abrumados e inseguros de qué hacer a continuación.

7. Estamos aburridos

A veces, procrastinamos porque simplemente estamos aburridos. Puede que no nos interese la tarea que tenemos entre manos o que nos parezca demasiado fácil. Esto puede llevarnos a aplazar el inicio o la realización de una tarea.

8. No tenemos motivación

Sin motivación, puede ser difícil encontrar la energía o el deseo de empezar o completar una tarea. Esto puede ser el resultado de una baja autoestima, la falta de interés en la tarea o la sensación de que no vale la pena nuestro tiempo.

9. No sabemos cómo empezar"

Si no sabemos cómo empezar una tarea, puede ser difícil motivarse. Esto puede deberse a que no estamos seguros de los pasos que hay que dar o a que no tenemos toda la información que necesitamos.

10. Procrastinamos una tarea para hacer otra

A veces, procrastinamos empezando otra tarea en lugar de la que deberíamos estar haciendo. Esto puede deberse a que la otra tarea es más interesante o emocionante, o porque creemos que es más importante.

11. Esperamos la inspiración

Muchas personas creen que necesitan estar inspiradas para empezar una tarea. Sin embargo, la inspiración suele llegar después de que hayamos empezado a actuar. Si estás esperando la inspiración antes de empezar, puede que estés esperando mucho tiempo.

12. Ponemos excusas

Cuando ponemos excusas, normalmente intentamos racionalizar nuestra dilación. Podemos decirnos a nosotros mismos que no tenemos suficiente tiempo, que la tarea es demasiado difícil o que la haremos más tarde. Sin embargo, estas excusas suelen ser sólo una forma de evitar pasar a la acción.

13. No estamos seguros de qué hacer

Cuando no estamos seguros de qué hacer, puede ser tentador no hacer nada en absoluto. A menudo esto se debe a que tenemos miedo de cometer un error o a que no queremos asumir la responsabilidad de nuestros actos.

14. No queremos hacerlo

A veces, simplemente no queremos hacer algo. Puede ser desagradable, desafiante o llevarnos mucho tiempo . Sin embargo, evitar una tarea suele hacerla más difícil a largo plazo.

15. Procrastinamos porque no queremos enfrentarnos a nuestros problemas

A veces no queremos enfrentarnos a nuestros problemas de frente. Puede ser más fácil evitarlos, pero esto suele empeorar las cosas a largo plazo. Al procrastinar, sólo estamos aplazando lo inevitable y empeorando nuestros problemas.

 

La procrastinación puede tener muchas causas, algunas más comunes que otras. Si te encuentras procrastinando a menudo, intenta identificar el motivo. Una vez que conozcas la causa, podrás empezar a trabajar para superarla.

Meditación Para Tu vida

Una vida con mayor bienestar
empieza con 5 minutos de meditación al día

Descarga la app gratis:

Puramente Meditación para la Vida

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

Desorden de personalidad

Mientras que la personalidad determina lo que piensas y cómo te comportas, los trastornos de personalidad están marcados por pensamientos y comportamientos que son perjudiciales

Leer más »

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados