Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

El narcisismo suele considerarse un rasgo negativo de la personalidad. Pero hay tres tipos diferentes de narcisismo, y no todos son malos.

 

De hecho, algunos pueden considerarse incluso positivos. A continuación veremos los tres tipos más comunes de narcisismo y exploraremos cómo pueden ser tanto buenos como malos.

 

1. Narcisismo grandioso

El narcisismo grandilocuente se caracteriza por un sentido exagerado de autoimportancia y una necesidad de admiración. Las personas con este tipo de narcisismo son frecuentemente arrogantes y tienen un fuerte sentido de derecho. Ansían la atención y la validación y a menudo buscan ser el centro de atención.

 

Mientras que el narcisismo grandioso puede conducir al éxito y al poder, pero también puede ser perjudicial. Las personas con este tipo de narcisismo suelen tener dificultades para empatizar con los demás y pueden ser manipuladoras. También pueden ser propensas a correr riesgos y a tomar decisiones impulsivas.

2. Narcisismo vulnerable

El narcisismo vulnerable se caracteriza por un sentido inseguridad y necesidad de aprobación. Las personas con este tipo de narcisismo suelen ser tímidas y sensibles a las críticas. Pueden tratar de evitar los conflictos y pueden ser demasiado dependientes de los demás para la validación y la aprobación.

 

Aunque el narcisismo vulnerable puede provocar ansiedad y depresión, también puede ser una fortaleza. Las personas con este tipo de narcisismo tienden a ser más compasivos y conscientes de sí mismos. También pueden estar más abiertos a la retroalimentación y la crítica, lo que puede ser útil en las relaciones personales y profesionales.

3. Narcisismo maligno

El narcisismo maligno es una combinación de narcisismo grandioso y vulnerable. Las personas con este tipo de narcisismo suelen ser manipuladoras y explotadoras. Pueden tener un el sentido del derecho y la necesidad de admiración, pero también tienen un profundo sentido de inseguridad. Pueden ser encantadores y carismáticos, pero también pueden ser agresivos y despiadados.

 

El narcisismo maligno es el tipo de narcisismo más dañino. Las personas con este tipo de narcisismo suelen carecer de empatía y son propensas al abuso emocional. También pueden ser más propensos a tener un comportamiento delictivo.

 

El amor propio es algo bueno, pero cuando cruza la línea hacia el narcisismo, puede convertirse en una fuerza dañina y destructiva.

 

Entonces, ¿cómo puedes saber si tú o alguien que conoces puede ser un narcisista?

 

He aquí algunas señales clave que hay que buscar.

1. Tiene un sentido inflado de la importancia de sí mismo.

Los narcisistas creen que son mejores que los demás y esperan ser tratados como tales. Piensan que merecen un trato especial y siempre necesitan ser el centro de atención.

2. Está preocupado por las fantasías de éxito, poder o belleza.

Los narcisistas persiguen constantemente una versión idealizada de sí mismos . Pueden buscar la fama, el poder o la perfección en su aspecto físico.

3. Necesitan la validación constante y la aprobación de los demás.

Los narcisistas necesitan constantes elogios y refuerzos positivos para sentirse bien consigo mismos. Pueden pescar, cumplidos o molestarse y ponerse a la defensiva cuando no son el centro de atención.

4. Ellos tienen un sentido de derecho.

Los narcisistas creen que tienen derecho a un trato especial. Esperan que los demás atiendan sus necesidades y a menudo se aprovechan de los demás.

5. Son explotadores.

Los narcisistas suelen utilizar a los demás para su propio beneficio. Pueden manipular o aprovecharse de la gente para conseguir lo que .

6. Carecen de empatía.

Los narcisistas suelen ser incapaces o no están dispuestos a comprender los sentimientos o las necesidades de los demás. Pueden ser despectivos o incluso crueles cuando se trata de las preocupaciones de los demás.

7. Suelen tener celos y envidia de los demás.

Los narcisistas pueden sentirse amenazados por el éxito o atención de los demás. Pueden intentar socavar o herir a los demás para sentirse mejor con ellos mismos.

8. Tienen una necesidad de control.

Los narcisistas a menudo necesitan controlar su entorno y a las personas que se encuentran en él. Pueden intentar controlar las conversaciones, dominar las interacciones o menospreciar a los demás para sentirse más poderosos.

9. Son a menudo son arrogantes y jactanciosos.

Los narcisistas pueden tener un sentido exagerado de la importancia de sí mismos y presumir regularmente de sus logros o talentos. También pueden minimizar o desestimar los logros de los demás.

10. Establecen objetivos poco realistas.

Los narcisistas suelen fijarse metas poco realistas para sí mismos o para los demás. Pueden esperar la perfección de a sí mismos o a los demás y se decepcionan o frustran fácilmente cuando no se cumplen estas normas.

 

Si reconoce alguno de estos signos en usted mismo o en alguien que conoce, puede valer la pena buscar ayuda profesional para explorar la posibilidad de un trastorno narcisista de la personalidad.

 

Si no se controla, el narcisismo puede llevar a comportamientos perjudiciales que dañan las relaciones, causan malestar emocional e incluso

Meditación Para Tu vida

Una vida con mayor bienestar
empieza con 5 minutos de meditación al día

Descarga la app gratis:

Puramente Meditación para la Vida

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

Desorden de personalidad

Mientras que la personalidad determina lo que piensas y cómo te comportas, los trastornos de personalidad están marcados por pensamientos y comportamientos que son perjudiciales

Leer más »

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados