Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

Eneagrama tipo 1 (Reformadores) y Eneagrama tipo 4 (Individualistas) tienen un interés mutuo en dar algo hermoso al mundo. Ambos son soñadores, idealistas y están realmente preocupados por hacer bien su trabajo y expresarse bien. Son visionarios que miran proyectos o cosas e imaginan cómo podrían ser diferentes e incluso mejores si las cosas salen según lo planeado. Si trabajan juntos, podría resultar en algo ilimitado, mágico y trascendente.

Por un lado, los Eneagramas tipo 1 suelen ofrecer verdad, objetividad, razonamiento y valor a la relación. También aportan autodisciplina, buenos hábitos de trabajo y regularidad. Los Uno son conscientes de sus propias necesidades y las cambian por un bien mayor, una visión u objetivo específico (incluidos los que ven como el núcleo de la relación en sí).

Por otro lado, los Cuatro aportan toda su sensualidad, espontaneidad, creatividad, inspiración, sentimientos intensos y el poder del inconsciente. Su sensibilidad y emociones pueden equilibrar la formalidad y el sentido del orden típicos del Uno, ya que le dan permiso para explorar y expresar plenamente la variedad de sentimientos y pasiones dentro de ellos. En términos generales, los Uno traen límites y autocontrol a la relación, lo que puede funcionar como un modelo a seguir para los Cuatro, que tienden a estar menos regulados.

Ambos tipos de Eneagrama tienen un gusto por el refinamiento, la belleza y las artes, y si ambos valoran lo que el otro tiene para ofrecer, pueden formar un vínculo duradero y productivo que ayude a equilibrar las limitaciones de cada lado mientras resalta las cualidades de las que cada uno carece.

 

Conflictos y desacuerdos potenciales


Las relaciones amorosas que involucran un Eneagrama tipo Uno y un Eneagrama tipo Cuatro a veces pueden sentirse como una mezcla de aceite y agua: tienden a estar en desacuerdo y, a menudo, se rompen rápidamente porque definitivamente ven las cosas desde perspectivas opuestas. Mientras que los reformadores se ven a sí mismos como personas razonables y objetivas, los individualistas interpretan diferentes eventos utilizando una perspectiva subjetiva y personal, incluso cuando intentan ser objetivos. Aunque ambos aportan algún tipo de idealismo a la relación, su idealismo es completamente diferente: los Uno se sienten atraídos por las causas sociales, políticas y morales, mientras que los Cuatro se preocupan por su vida personal.

Como a ambos les gusta cuidar su propia imagen, acaban reforzando el sentido de superioridad del otro, lo que muchas veces se traduce en elitismo, desdén y esnobismo hacia los demás: especialmente hacia los que menos tienen, o también hacia las personas con un gusto o sentido del refinamiento diferente. . Uno de los principales conflictos entre reformadores e individualistas está en el área de la autodisciplina frente a la autoindulgencia, entre los impulsos personales y emocionales. Los Uno pueden encontrar que los Cuatro son irremediablemente emocionales y autoindulgentes, mientras que los Cuatro pueden encontrar a los Uno fríos, rígidos y críticos.

Al final del día, los Uno y los Cuatro pueden desagradarse mutuamente solo por ser lo que son en lugar de una versión ideal e irreal de sí mismos. La relación entre ellos puede deteriorarse hasta convertirse en frustración y terminar como resultado de amargas discusiones y heridas del pasado.

Meditación Para Tu vida

Una vida con mayor bienestar
empieza con 5 minutos de meditación al día

Descarga la app gratis:

Puramente Meditación para la Vida

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

Eneatipo 3 bajo estrés

Cuando los 3 están estresados, primero se sumergen en sus rasgos poco saludables del tipo 3 (vanidosos, inauténticos, necesitados de validación). Sin embargo, después de

Leer más »

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados