Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

1. Tu vocación es quien eres, no lo que haces.

Comenzamos aquí porque nada más importa si te olvidas de este punto. Tu trabajo o carrera no es tu vocación.

Para algunos de ustedes esta noticia es decepcionante. Lo siento.

Para muchos, sin embargo, esta noticia es liberadora. Un trabajo o carrera no te define.

Es muy posible que su vocación suceda fuera de su horario de 9 a 5. Puedes llamarlo crianza de los hijos o entrenamiento.

Tu vocación puede ser hacer las cosas completas. Ya sea trabajando como ingeniero, criando una familia, pastoreando una iglesia o escribiendo.

Una vez que descubres tu vocación, te deshaces de esta tonta noción de que Dios tiene un solo camino para tu vida. Tu vocación determina tu camino, no al revés.

2. Tu vocación te deja sintiéndote incompetente y abrumado.

Tu vocación no será fácil. Tu vocación puede dejarte llorando en posición fetal, dejarte en la puerta de la oficina de un consejero o alguna combinación de los dos. Independientemente, siempre te lleva al final de ti mismo.

Muchas personas extrañan su vocación porque creen que una vida significativa es fácil. Seguramente no es tan difícil, ¿verdad? 

Pero todo lo que vale la pena tener requiere sacrificio.

Puedes tener una vida fácil o significativa, pero no puedes tener ambas.

3. Vuestra vocación hace avanzar siempre al mundo y contribuye al bien común.

El éxito y los logros no son indicadores de vocación. Es posible estar en la cima de la montaña con el corazón vacío. La mayoría de las veces, encuentras tu vocación en el valle, en esos espacios donde no brillan los reflectores, en esas áreas donde más se necesita esperanza, belleza y justicia.

4. Tu vocación implica una comunidad.

Tu vocación inspirará a otros, llenará de esperanza a las personas o liberará a otros de las cadenas de la injusticia. Tu vocación nunca se trata de ti, en otras palabras.

Te conecta con el mundo. De alguna manera todo está conectado y todo importa.

5. Encuentras tu vocación en la intersección de lo que te trastorna, te enciende y te saca de la cama.

¿Qué enciende tu corazón y tu mente? ¿Qué injusticia o quebrantamiento te enoja? ¿Cuándo te sientes más vivo? Si los recursos no fueran un problema, ¿qué harías? Si te quedara un año de vida, ¿cómo lo gastarías?

Cuando tu talento y forma única de recibir amor se conecta con una experiencia, vislumbras tu vocación. Y es hermoso. El tiempo se detiene.

Presta atención a estos momentos.

6. Tu vocación te despierta al poder del presente.

Cuando vives de tu vocación, tu corazón y tu mente dejan de vivir en el pasado y el futuro. El único momento de alguna importancia es este momento, ahora mismo. Tu vocación te despierta de tu sueño y, por fin, ves el mundo tal como es, no como te gustaría que fuera.

Pierdes interés en cuestiones superficiales. Cuando descubres tu vocación, cosas como la imagen corporal no tienen cabida en tu vida. Si la superficialidad es realmente la maldición de nuestra época, como dice Richard Foster, entonces la vocación es el antídoto.

Meditación Para Tu vida

Una vida con mayor bienestar
empieza con 5 minutos de meditación al día

Descarga la app gratis:

Puramente Meditación para la Vida

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

Desorden de personalidad

Mientras que la personalidad determina lo que piensas y cómo te comportas, los trastornos de personalidad están marcados por pensamientos y comportamientos que son perjudiciales

Leer más »

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados