Descarga la mejor app para meditar GRATIS:

Un rasgo es una característica de personalidad que cumple con tres criterios: debe ser consistente, estable y variar de persona a persona.1

Con base en esta definición, un rasgo puede considerarse como una característica relativamente estable que hace que los individuos se comporten de cierta manera.

El enfoque de los rasgos de la personalidad es una de las principales áreas teóricas en el estudio de la personalidad. La teoría de los rasgos sugiere que las personalidades individuales se componen de amplias disposiciones.

A diferencia de muchas otras teorías de la personalidad, como las teorías psicoanalíticas o humanísticas, el enfoque de los rasgos de la personalidad se centra en las diferencias entre los individuos. La combinación e interacción de varios rasgos forman una personalidad que es única para cada persona. La teoría de los rasgos se centra en identificar y medir estas características de personalidad individuales.

Si alguien te pidiera que describieras la personalidad de un amigo cercano, ¿qué tipo de cosas dirías? Algunas cosas que pueden venir a la mente son términos descriptivos como "extrovertido", "amable" y "apacible". Todos estos representan rasgos.

 

Teoría de los rasgos de Allport


En 1936, el psicólogo Gordon Allport descubrió que un diccionario de inglés contenía más de 4000 palabras que describían diferentes rasgos de personalidad. Clasificó estos rasgos en tres niveles:

Rasgos cardinales
Allport sugirió que los rasgos cardinales son raros y dominantes, y generalmente se desarrollan más tarde en la vida. Tienden a definir a una persona hasta tal punto que sus nombres se vuelven sinónimos de su personalidad. Ejemplos de esto incluyen los siguientes términos descriptivos: Maquiavélico, narcisista, Don Juan y como Cristo.

Rasgos centrales
Estas características generales forman los fundamentos básicos de la personalidad. Si bien los rasgos centrales no son tan dominantes como los rasgos cardinales, describen las principales características que podría usar para describir a otra persona. Las descripciones como "inteligente", "honesto", "tímido" y "ansioso" se consideran rasgos centrales.

Rasgos secundarios
Los rasgos secundarios a veces están relacionados con actitudes o preferencias. A menudo aparecen solo en ciertas situaciones o bajo circunstancias específicas. Algunos ejemplos incluyen la ansiedad por hablar en público o la impaciencia mientras espera en la fila.

Meditación Para Tu vida

Una vida con mayor bienestar
empieza con 5 minutos de meditación al día

Descarga la app gratis:

Puramente Meditación para la Vida

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados

ENEATIPO 5: Subtipos

Autoconservación Se enfoca en: La necesidad de ser competente con sus familias, salud, finanzas y hogar. Los SP 5 son los más estereotípicos de los

Leer más »

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados