Meditacion para el estres laboral

El estrés causa una gran variedad de consecuencias. Aplica a tu rutina y a tu vida esta ruta de meditación para el estrés en el trabajo.

El trabajo es una parte muy importante en nuestras vidas, gracias a ella desarrollamos nuestros talentos, encontramos nuevos dones y disfrutamos de logros tangibles.

Es una de las actividades que más dignifica al ser humano, sin embargo, para nadie es un secreto que en nuestra era el trabajo descontrolado y desequilibrado es causa de una de las enfermedades más comunes del Siglo XXI: El estrés laboral.

El estrés laboral se puede generar por muchas razones, una de las más comunes es el desequilibrio que existe entre la exigencia (o autoexigencia) desbordada y las capacidades que se tienen para enfrentar estas responsabilidades.

Es decir, si en nuestro trabajo nos exigen cumplir con un gran número de tareas en un tiempo muy corto y además, varias de estas tareas están fuera de nuestro cargo y conocimientos, sentiremos esa presión y carga sobre nuestros hombros.

Esta carga es lo que después se puede reflejar en los famosos dolores de cabeza, migrañas, tensiones en el cuello y espalda.

Identifica si tienes estrés por causa del trabajo

Existen varias señales que te ayudarán a identificar si tu estrés es causado por el trabajo.

Podrás sentir el impacto de este tipo de estrés en tu salud física, mental o emocional.

Aunque esta claro que cada persona experimenta de manera diferente el estrés laboral, te compartimos algunas de estas señales más comunes que se pueden llegar a presentar:

Señales físicas:

  • Dolores constantes de cabeza.
  • Tensión en el cuello (justo en el centro, por causa de la postura frente a la compu)
  • Descanso de mala calidad. Sentir que no se duerme con tranquilidad o que las noches son cortas y por esto el descanso no es reparador.
  • Tensiones en articulaciones como codos, rodillas o muñecas.
  • Cansancio constante, no tener energía para otras actividades al final del día.

Señales mentales:

  • Pensamientos negativos o de molestia.
  • Pensamientos de crítica o queja ante las tareas laborales, por ejemplo “Por qué lo tengo que hacer yo, si Julieta puede”
  • Sentir que no se es suficiente para el cargo.
  • Pocas ideas creativas e innovadoras.
  • Notificación mental constante. Sentir la necesidad de ver constantemente los correos o mensajes del trabajo. “Algo se puede presentar”

Señales emocionales:

  • Felicidad al llegar el viernes, angustia al finalizar el domingo.
  • Incómodo en diferentes escenarios, estar con la sensación de tener que estar haciendo alguna tarea pendiente.
  • Discusiones constantes con el circulo más cercano.
  • Molestia constante sin causa alguna.
  • Sentir fastidio antes las tareas del día.
  • Poca motivación.
  • Sentir inseguridad a la hora de compartir un logro, idea, propuesta u opinión con el grupo o jefe.

Si te sientes identificada/o con algunas de estas señales puede que la razón de tu estrés sea por causa del trabajo.

Dentro las señales existen muchas más, es importante que puedas aprender a escuchar tu cuerpo, a leer tus pensamientos y conocer tus emociones.

De esta manera podrás identificar la causa más exacta de tu estrés y así poder enfrentarlo de la mejor manera.

Para poder lograr escuchar a tu cuerpo, mente y emociones es importante que te conectes con tu interior y sobre todo puedas tener una consciencia plena en el ahora.

Para ello la meditación es una herramienta muy poderosa que te ayudará a lograr este objetivo.

Además de ello, no solo te ayudará a tener una mejor conexión contigo misma/o sino también podrás experimentar de manera casi inmediata después de cada meditación una reducción importante de estrés, ansiedad y preocupación.

Ruta definitiva de meditación para reducir el estrés laboral.