Si te preguntas varias noches ¿por qué no puedo dormir? llegaste al lugar correcto. Te compartiremos una de las razones por las cuales no puedes descansar en las noches.

Empiezas el día con toda la energía, organizas todas tus herramientas y tus listas de tareas para desarrollar en el día.

Empiezas con una muy buena actitud, buscas dar lo mejor de ti y conseguir muy buenos resultados.

En menos de lo que parece ha llegado el medio día y la hora del almuerzo. Has avanzado algunas tareas.

Empiezas la jornada de la tarde con una lista nueva de tareas y esperas dar lo mejor de ti para poderlas terminar con la mejor calidad.

Cuando menos lo esperas ya han pasado cinco horas y ya ha anochecido en tu ciudad o ubicación.

Te levantas, estiras un poco, tomas un té y buscas continuar con las últimas tareas que te quedan.

Son cerca de las 8:00 o 9:00 de la noche y aunque ya no estés de frente a tu computador sigues viendo correos y mensajes de trabajo en tu celular.

Llegan las 10:00pm y aunque quisieras dormir, sientes que no puedes aún, pues quieres hacer algo más.

Quieres tener un espacio, un momento para ti.

Así que te acomodas en tu sofá y empiezas a ver de nuevo tu celular, ver tu serie favorita en Netflix o jugar un videojuego.

Las horas pasan volando y han llegado las 2:00am. Te sorprendes y prometes ver el último video o capítulo para ir a dormir.

Llegas a tu cama a las 2:30pm y programas tu alarma a las 7:30am. Buscas tener un muy descanso en 5 horas.

Esta rutina la repiten día a día, miles de personas a nivel global.

Sacrifican unas horas de sueño con el fin de tener un espacio diferente al trabajo, pues durante el día no encuentran este momento “ideal”.

Al día de hoy este fenómeno se puede conocer como la “procrastinación a la hora de dormir”.

La periodista Daphne K Lee, en Junio del 2020 lo explico de una manera singular en su Twitter: “La venganza de quedarse despierto hasta tarde”.

Esta sencilla publicación se popularizó en tan sólo unos minutos pues logró tocar fibras de muchas de las personas que viven esta experiencia.

¿Por qué se presenta esta “venganza” o “procrastinación para dormir”?

Lee ha explicado que este fenómeno se desarrolla “cuando las personas no tienen mucho control sobre su vida diurna y por ello se niegan a dormir temprano para recuperar algo de libertad”

Esto quiere decir que durante el día el mayor número de horas están ocupadas en una misma tarea, en su mayoría en un mismo trabajo.

Aunque en el mundo actual esto parezca una jornada productiva hay que tener muy presente que no es lo mismo cantidad de horas que calidad de horas.

Si a una persona le cuesta conciliar el sueño durante las noches, esta pueda ser una de las razones.

Durante el día no encuentra un espacio para hacer actividades de desconexión, así que busca la noche para tener estos momentos de “libertad” aunque con ello sacrifique el buen descanso.

¿Cómo impacta este “desvelo de venganza”?

Aunque cada vez es más común que las personas se acuesten más tarde para tener un poco de espacio personal, esto es una práctica que al corto y mediano plazo afecta en la salud y en el trabajo.

Esto se convierte en un círculo vicioso.

Está claro que el buen descanso eso uno de los energizantes naturales más potentes.

Cuando este proceso natural se ve afectado también impacta a la productividad de nuestro trabajo.

La profesora y psicóloga Ciara Kelly de la Universidad de Sheffield lo explica de esta manera:

“Una de las partes más importantes de la recuperación del trabajo es el sueño. Sin embargo, el sueño se ve afectado por la forma como logramos separarnos del trabajo”

Con el tiempo sacrificar “un poco” de descanso para tener un espacio personal puede llegar a afectar la salud física, mental y emocional.

Esto puede llegar a significar que un equipo pueda experimentar dentro de sus integrantes varios episodios de burnout o el síndrome del trabajador quemado, considerado por la OMS como uno de las enfermedades a nivel global.

¿Cómo solucionarlo?

En la rutina actual y aún más con las jornadas de trabajo en casa los límites entre el trabajo y la vida personal son muy delgados.

Aunque tengamos pantallas a nuestro alrededor que nos notifican nuevos mensajes o actividad de nuestro trabajo es importante fijar límites para poder separar la vida laboral de la personal.

Varios estudios empresariales confirman la importancia del tiempo libre separado de la tensión del trabajo. No tener estos espacios desarrolla síntomas de estrés, ansiedad y cansancio constante.

La Encuesta Global del Sueño de Phillips de 2019, concluyó que el 62% de las 11.000 respuestas recolectadas en los 12 países, confirman que no duermen lo suficiente. El 37% de ellos justifico como causa a su agitado horario de trabajo o estudio.

Todo esto antes de los retos del 2020, con seguridad estos datos han podido llegar a modificarse.

Antes de llegar a medicarte o probar fármacos para poderte dormir rápido prueba con estas técnicas sencillas.

Te pueden ayudar a definir los límites y mejorar tu estado de calma, enfoque y descanso.

Medita y respira constantemente

La meditación es un hábito que no necesita años de práctica y ni siquiera días.

Con tan sólo cinco minutos al día se podrán ver resultados en el corto y mediano plazo.

El 85% de las personas que meditan aseguran sentirse con más calma, enfoque y plenitud en el corto plazo.

Puedes empezar con cualquiera de estas meditaciones guiadas enfocadas en reducir el estrés laboral.

También si quieres puedes entrar a la app de Pura Mente donde encontrarás más de 200 meditaciones guiadas de diferentes niveles y duración.

Tal vez te preguntarás “¿si no tengo mucho tiempo para mí, ¿cómo lo voy a tener para meditar?”

Esto es lo mejor de todo, con que empieces con 5 minutos diarios puedes ver resultados y además empezar implementar naturalmente el hábito de meditar a tu vida.

Te recomendamos que puedas meditar antes de empezar tus jornadas laborales, harán la diferencia.

Crea un horario fijo

Con las nuevas modalidades de trabajo que están surgiendo en la actualidad es importante marcar horarios de productividad.

Tal vez para algunos equipos o empresas esto es una técnica que puede ser retadora, sin embargo, no es imposible.

Muchas veces la falta de enfoque, definición de prioridades en las tareas y la falta de comunicación en los equipos son las causas por las cuáles las horas productivas no sean aprovechadas al máximo.

Así que, te invitamos a que converses con tus líderes de equipo compañeros de trabajo para que puedan definir una jornada laboral que sea equilibrada para todos.

En caso de que tú seas un líder de un equipo te invito que implemente es esta cultura de jornadas productivas en un periodo de tiempo específico.

Recuerda que la cantidad no es lo mismo calidad y un equipo sano siempre será 80% más productivo que uno con mala calidad de sueño y desconexión.

Te invitamos a compartir este artículo con la persona que tú creas que le puede ayudar y que tal vez se haya preguntado ¿Por qué no puedo dormir?

Esperamos esta información y tips que sean de ayuda y juntos podemos hacer un mundo con mayor bienestar y tranquilidad.

Leave a Comment

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados