La vida nos ha demostrado que todo cambia constantemente. Te compartimos como puedes utilizar el mindfulness y la meditación como herramienta para enfrentar momentos dificiles.

El camino está lleno de sorpresas, algunas esperadas y otras inesperadas, pero todas y cada una de ellas llega a nuestra vida para enseñarnos algo. El problema empieza cuando etiquetamos estas experiencias como algo bueno o malo, pues es aquí donde nuestro cerebro etiqueta las experiencias y en consecuencia a ello envía señales a nuestro cuerpo para activar reacciones.

Por ejemplo, imagínate en un día laboral cualquiera, estás terminando tus tareas del día cuando te llega un correo de emergencia, pidiéndote de manera urgente que envíes una presentación de tu último gran logro.

Tu mente ya estaba preparada para terminar el día sin embargo con esta novedad lo puedes como algo malo y así tu cerebro lo puede catalogar como una amenaza activando así las zonas del cerebro relacionadas con la ansiedad, el estrés, la adrenalina y el miedo.

Se activan diferentes químicos en tu cuerpo y una reacción en cadena empieza, pues identificas algunas tensiones en el cuello y espalda; tu entrecejo se tensiona. Lo que antes parecía una tarde soleada, ahora es una oficina gris gracias a ese último mail etiquetado como algo malo.

Entrena a tu mente para los momentos dificiles

El cerebro siempre busca proteger y cuidar nuestra integridad, sin embargo, no identifica cuando algo es un pensamiento o es realidad. Si te llegas a sumergir en un pensamiento negativo como por ejemplo «no soy capaz», «que dirán de mi», «para que lo intento si no puedo», tu cerebro lo entenderá como una realidad y ya sabemos que reacciones generaría.

Recientes estudios relacionados con el mindfulness y la meditación confirman que cuando nos sumergimos en este tiempo de pensamientos se activan una serie de regiones cerebrales del cerebro relacionadas con el estrés y la tensión.

Cuando practicamos técnicas de respiración consciente como la meditación o el mindfulness, los estudios demuestran que estas zonas se empiezan a apagar de manera casi inmediata al ejercicio. Con la práctica diaria el músculo del cerebro se fortalece para tener mayor control sobre nuestra reacción a las situaciones y momentos dificiles.

Posiblemente no contamos con un escáner cerebral a nuestro alcance para lograr comprobar esta conclusión, por suerte hay una forma de identificarlo y es por medio de nuestra tensión y relajación muscular.

Nuestro cuerpo es un gran proyector de nuestras emociones, si nos sentimos con estrés o ansiedad, varias zonas del cuerpo se endurecen y cuando nos relajamos estás mismas zonas se relajan y suavizan.

Práctica este ejercicio

Este ejercicio lo puedes hacer en cualquier momento del día y te ayuda como ejercicio para conectarte con tu cuerpo, reconocer las sensaciones que causa el estrés y la relajación, y para preparar a tu mente ante posibles cambios o momentos dificiles que puedan llegar.

Recuerda, el problema no es la situación que enfrentamos, es la forma en que reaccionamos

Empecemos con este ejercicio de tenso-relajación. Encuentra un lugar cómodo, si quieres puedes poner algo de música relajante o natural, por ejemplo, el sonido de olas que encuentras en Pura Mente App.

Toma tres respiraciones profundas y siente como entra aire fresco a tus pulmones y empiezas a dejar salir todas tus tensiones.

Ahora eleva tus manos a la altura de tus hombros míralas detalladamente y cuando lo desees cierra los puños.

Empieza a ejercer fuerza y siente como se empieza a crear una tensión cuando empiezas a cerrar los puños con más fuerza. Intenta ir aumentando gradualmente esta fuerza y siente como empiezas a sentir más tensión.

En este punto tu mente te podrá enviar preguntas como «¿debemos alejarnos del peligro?» «¿Porque hacemos esto?, es aburrido» sin embargo mantén la calma y acepta la tensión que se creó.

Pregúntate ¿con que relaciono está tensión? ¿estrés, ansiedad, miedo, rabia, tal vez molestia?

Sostén está tension unos segundos más y acéptala. Cuando lo desees libera esta tensión, relaja tus manos y ábrelas suavemente.

Ahora esta sensación de relajación con que la relacionas ¿felicidad, liberación, paz?

Vuelve a mirar tus manos y a detallarlas, pero además detalla está emoción de tranquilidad y paz que sientes en este momento.

Este ejercicio es muy sencillo, pero te ayudará a conectarte con tu cuerpo y sobre todo a entrenar a tu mente a aceptar los momentos de dificiles como lo que son, solo un momento pasajero y a confirmar que siempre llegará un momento de paz, todo depende de ti.

Esperamos este ejercicio de sea de ayuda para fortalecer tu paz, calma y tranquilidad ante los momentos dificiles.

Compártelo con quien creas que le será de ayuda y hagamos juntos un mundo con paz y bienestar.

 

Otros artículos:

Leave a Comment

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

logo-color.png
pura mente
La app de meditación mejor valorada de Latinoamérica

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados