La ansiedad es una de las alteraciones con mayor crecimiento en los últimos años a nivel global. Aquí te explicamos si la ansiedad se quita o no.

Empecemos por una base fundamental: la ansiedad es natural, en la historia de la humanidad siempre ha existido, por lo tanto, no es ni buena ni mala, simplemente es un sentimiento, emoción o alteración.

La ansiedad siempre nos acompañará en el camino.

Nuestros antepasados “utilizaban” el estrés y la ansiedad como reflejo para sobrevivir ante los peligros de aquella época como evitar ser devorados por algún depredador, atacados por otras tribus o simplemente proteger a su grupo ante cualquier imprevisto climático enviado por los “dioses”.

La ansiedad, si se ve bajo esta perspectiva ya no es tan negativa ¿verdad?, sin embargo, en la era actual es evidente que ya no nos enfrentamos a las mismas situaciones de riesgo como en aquella época.

Antes buscábamos sobrevivir ahora nos estamos encaminando a vivir en el aquí y el ahora.

Aunque la ansiedad es una alteración natural, también se ha demostrado que se desarrolla y “fortalece” con el tiempo por causa de nuestros hábitos, actitudes, comportamientos y acciones ante cada situación y momento de la vida.

Por esta misma razón, al ser una alteración dinámica la podemos aprender a controlar y reducir para lograr tener una vida con mayor tranquilidad, enfoque y bienestar.

¿Por qué surge la ansiedad?

La ansiedad se puede entender como alteraciones frecuentes provocadas por preocupaciones, miedos excesivos y persistente frente a situaciones diarias o futuras.

Puede ser alimentada también por el miedo a lo desconocido, la incertidumbre o situaciones que están fuera de tu control.

Como seres humanos, buscamos la seguridad y comodidad, pues en nuestro inconsciente son sinónimos de seguridad y estabilidad.

Cuando llega algún cambio repentino o suponemos un futuro que aún no ha llegado, los niveles de ansiedad se incrementan.

Es como si le estuvieras enviando a tu cerebro una señal de ayuda ante un depredador y con esta señal tu cerebro buscará protegerte produciendo químicos y reacciones en tu cuerpo para señalarte que algo no está del todo bien.

¿Cómo afecta la ansiedad?

Cuando los niveles de ansiedad son constantes y muy elevados, empezará a impactar de una manera importante a tu salud física, mental y emocional.

Una de las áreas que más se ven afectadas por la ansiedad es la calidad del sueño.

Por causa de ella podemos empezar a tener problemas para dormir o podemos tener un sueño segmentado, que es, por ejemplo, despertarse a las 3:00am sin ninguna razón aparente.

Tu salud física puede verse afectada con frecuentes dolores de cabeza, digestión pesada, tensiones musculares (en especial en la zona de la espalda o el cuello), dificultad para concentrarse o una disminución importante de energía.

La ansiedad consume grandes recursos de la energía de tu cuerpo y mente lo cual te lleva a sentirte cansado/da constantemente, sin ánimos para salir o hacer ejercicio.

Esta alteración empieza a impactar a todo tu ciclo pues si desarrollas el sedentarismo, no ayudarás a tu cuerpo a sentirse activo; si no te sientes activo no tendrás una buena calidad del sueño y si no duermes bien no podrás ser productivo en tu día a día.

La ansiedad se quita? Que hacer para evitarla

Existen diferentes maneras para reducir la ansiedad, te compartimos tres hábitos y prácticas que te pueden ayudar a controlar esta alteración natural.

Meditar

Si la ansiedad se conoce como preocupación al futuro, la meditación se entienden traer nuestra atención al presente.

Con diferentes ejercicios de respiración y con 10 minutos de práctica diaria, la meditación puede ayudar a desarrollar bienestar, felicidad, tranquilidad y renovación en el descanso.

Expertos recomiendan que cuando se presentan ataques de ansiedad los primeros pasos es lograr mantener la calma, no dejarse llevar por el miedo y controlar la respiración, inhalando y exhalando rítmicamente.

Por esta razón la meditación es un hábito clave que puede ayudar a enfrentar los ataques de ansiedad y la ansiedad en general pues entrega herramientas útiles para desarrollar bienestar y tranquilidad.

Pedro Fernández, experto en meditación y guía oficial de Pura Mente, explica que la ansiedad “está causada por nuestra “biología” y nuestra predisposición genética. Así como también por nuestros puntos de vista, hábitos condicionados y estrés. A menudo es una respuesta a problemas futuros. Por suerte Mindfulness y la Meditación son extremadamente eficientes para aliviar la ansiedad.”

Existe un curso que te recomendamos para enfrentar la ansiedad, está desarrollado por Pedro Fernández y lo puedes encontrar en Pura Mente.

Se trata de un curso de 7 días para reducir la ansiedad, donde conocerás ¿qué es la ansiedad? ¿cómo se genera? y técnicas de respiración avanzada para controlar este rasgo natural.

En este curso Pedro nos explica si ¿la ansiedad se quita?, para darte una idea, su respuesta es “no”, dado que es una alteración natural, sin embargo si podemos controlarla con ayuda de la meditación.

También puedes conocer una ruta de meditaciones guiadas completamente enfocadas en reducir la ansiedad

Actividad física

El ejercicio es una de las actividades, que, junto a la meditación, generan efectos positivos a la salud mental, física y emocional.

Expertos recomiendan hacer actividad física entre 30 a 40 minutos de tres a cinco veces por semana.

No es necesario que pases largas horas en el gimnasio o hagas maratones extenuantes, para empezar puedes tomar rutinas efectivas y prácticas que te ayuden a liberar tensiones y preocupaciones.

El ejercicio físico es un hábito clave que ayuda y beneficia a otras áreas de la vida como las relaciones personales, laborales y los estados emocionales.

La ansiedad puede que sea un rasgo natural, pero con hábitos saludables como la meditación, el ejercicio y la buena alimentación, con seguridad podremos controlarla y usarla a nuestro favor.

Esperamos este artículo te sea de ayuda y sea el comienzo de un nuevo camino sin la compañía de constante de la ansiedad.

Te invitamos a que compartas este artículo con quien creas que le será de ayuda y hagamos juntos un mundo con más bienestar, tranquilidad y felicidad.

Relacionado:

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados