Estrés financiero: ¿Qué es y cómo lo puedes regular sin Tensión?

El estrés financiero está relacionado con la preocupación y tensión constante por el estado de las finanzas personales, te compartimos cómo puedes regularla.

Por la situación económica actual, muchos hogares y empresas están enfrentando desafíos amplios para lograr mantener un equilibrio y armonía en sus finanzas.

La vida es un complemento de diferentes áreas, cuando uno de esos espacios se enfrenta a desequilibrios, de manera proporcional las demás se pueden ver afectadas.

Es el caso de las finanzas personales, que con buena organización y objetivos claros, pueden ayudarte a reducir los niveles de estrés financiero que a veces se generan por la preocupación al pensar qué pasará el siguiente mes.

El estrés financiero es uno de los tipos de estrés que existen en la actualidad, por eso mismo cuenta con síntomas físicos o emocionales similares a los demás, algunos de ellos pueden ser:

  • Dolores musculares En especial en el cuello o espalda alta. Se empiezan a desarrollar nudos en los hombros los cuales pareciera aumentar el mismo peso de la gravedad sobre el cuerpo.
  • Baja energía Las rutinas diurnas y nocturnas parecen ser iguales, lentas y sin mucha emoción. Las ideas, creatividad y pensamiento crítico parecieran esfumarse.
  • Mal humor Las bromas y positivismo parecieran estar fuera de esta dimensión. Es uno de los síntomas que más impacta no solo a nivel personal sino también social.
  • Falta de sueño Uno de los síntomas más comunes. Las noches parecen ser eternas por la preocupación constante que hay en la mente. Algunos de los sueños pueden traer recordatorios sobre las obligaciones financieras que se tienen. Definitivamente una pesadilla.

Causas del estrés financiero

Cada situación financiera es singular y por esto mismo las causas pueden variar, sin embargo, existen algunas razones comunes que pueden generar estrés financiero:

  • Sobreendeudamiento Algunos hogares y personas particulares deben más de lo que reciben. Según expertos, para tener unas finanzas personales equilibradas, no se debería utilizar más del 30% de los ingresos totales para cumplir con deudas.
  • Mal control de las finanzas ¿Te ha pasado que llegan tus ingresos y en menos de un mes se han esfumado? Si es así, no te preocupes, a muchas personas en el mundo les sucede lo mismo.

Es debido a un mal control de las finanzas. No se cuenta con total conocimiento o consciencia sobre el dinero que ingresa y a que área de la vida se dirige ese mismo recurso.

  • Dinero fantasma ¿Cuántos días del mes sientes la tranquilidad financiera de que todas tus responsabilidades, obligaciones y gustos están cubiertos?

Esperamos que tu respuesta haya sido el número más cercano a 30.

Para muchas personas, el dinero es fantasma porque sienten que de alguna forma, nunca se vio entre sus manos o cuentas bancarias.

Se siente como si todo el esfuerzo que se hace mes a mes no fuera suficiente, pues así como entra el dinero, así de rápido se va a un destino que no tenemos 100% conocimiento.

  • Estabilidad emocional Cuando no se tiene un control de los ingresos, gastos y deuda, es inevitable que la salud emocional no se vea afectada.

Vivir en constante preocupación por las finanzas no es normal, por el contrario, impacta negativamente en las relaciones personales y en la rutina diaria.

Una ruta para empezar hoy

Cada persona tiene la gran oportunidad de tener control en sus finanzas, por fortuna existen diferentes prácticas y ejercicios, tanto financieros como emocionales, que pueden ayudarte a regular el estrés financiero.

Vuelve al centro, al ahora:

Este primer punto se puede dividir en dos caminos, el emocional y el financiero:

El primero de ellos se trata de tomar una pausa para preguntarse «¿cómo me siento hoy?»

Aunque parezca alejado de las finanzas, no lo es.

Más del 70% de las decisiones de compra las tomamos por como nos sentimos, no por lo que pensamos en realidad, así que tus emociones juegan un papel fundamental.

Para este ejercicio, encuentra un lugar tranquilo y silencioso. Toma asiento en un lugar cómodo que te ayude a tener la espalda recta y si te parece bien, cierra los ojos.

En este punto toma 3 respiraciones profundas, inhalando lentamente por nariz y exhalando por nariz o por boca.

Ahora intenta hacer un escaneo de tu cuerpo, logra identificar las zonas con tensión y tras cada respiración intenta llevar el oxígeno a estas zonas con el fin de relajarlas.

Una vez termines tu escaneo corporal, cierra con tres respiraciones profundas como al inicio y cuando te sientas listo/a abre los ojos.

En un cuaderno o papel, escribe como te sentiste antes y después de este pequeño ejercicio. Preguntarse «¿cómo me siento?», ayuda a entender la salud emocional, la cual suma para regular el estrés financiero.

Como segunda parte, vuelve al centro en tus finanzas. Es similar al anterior, pero en esta ocasión buscarás entender ¿cómo están tus finanzas hoy? ¿qué dinero recibo? ¿a dónde va el dinero que ingresa?

Intenta no responder tantas preguntas para evitar sentirse abrumado/a, lo más importante es conocer su movimiento.

Míralo como si fueras el/la guardián de una puerta, de ti depende conocer de donde llega el dinero y para donde va.

Tres retos principales

Ahora que conoces tu estado emocional y financiero actual, es momento de trazar un plan de acción.

¿Cuáles son tus tres retos monetarios principales para los próximos meses?, acaso es ¿pagar deudas? ¿ahorrar para un viaje? ¿comprar un apartamento?

Estas respuestas te ayudarán a mantener foco y claridad del camino que quieres recorrer. De esta manera mes a mes organizarás tus recursos para ir sumando un paso a la vez.

Intenta no superar los tres retos principales para que mantengas un norte claro y realista. Muchas veces por querer alcanzar muchas cimas a la vez no alcanzamos a subir los primeros 100mts de una montaña.

Recuerda vamos paso a paso, respiración a respiración.

Maneja un presupuesto

Seguramente ya habrás escuchado este consejo por miles de bocas y blogs, sin embargo, lo repetimos de nuevo porque es muy útil para reducir el estrés financiero.

Míralo como un mapa personal de tu imperio. Solo tú defines los límites, murallas, senderos y rutas por donde te puedes mover con tus ingresos.

Crear un presupuesto te ayuda eliminar las causas que pueden generar el estrés y de la misma manera a lograr tus objetivos principales en un menor tiempo.

Organiza tus finanzas

Este punto está relacionado con el anterior, sin embargo, se enfoca a una visión más general.

Gran parte del estrés financiero se genera porque no se conoce el origen de los ingresos y tampoco se define con claridad su destino, por esta razón, contar con una herramienta que facilite la organización de las finanzas de manera sencilla, práctica y profesional es realmente útil.

Encuentra la herramienta que mejor se adapte a ti, puede ser un cuaderno de seguimiento, un formato en excel o si buscas algo más profesional, práctico y eficiente para tus ingresos como pequeño negocio o emprendedor te recomendamos soluciones como Chipax.

Su herramienta es intuitiva y te ayudará a tener las finanzas bajo tu control, además te acompañan en todo el proceso, no solo con tecnología de alta calidad, sino también con un acompañamiento humano en cualquier parte del proceso que necesites.

Si te interesa reducir el estrés financiero, creamos con Chipax una lista de 7 días de meditación para reducir el estrés financiero. 

Seguro te ayudará a gestionar las tensiones y ver las finanzas desde otra perspectiva. Puedes conocerla aquí. 

Una buena organización de tus finanzas definirá tu tranquilidad en el futuro a corto plazo. Es verdad que la vida traerá sorpresas, pero si tienes una ruta clara de como están tus finanzas con seguridad tu barco avanzará sin importar la tormenta.

Actitud positiva y enfocada al ahora

Estudios han demostrado que en promedio podemos llegar a tener más de 60.000 pensamientos al día.

De esa totalidad, cerca del 80% pueden ser negativos, leíste bien, el 80%.

Un gran número de pensamientos diarios intentan mostrarnos un camino oscuro e imposible, sin embargo, por fortuna no somos lo que pensamos y podemos ser selectivos con cuál pensamiento queremos alimentar y con cuáles no.

La actitud positiva y la conexión con el ahora, es fundamental para regular el estrés financiero, son herramientas que nos ayudan a mantener los objetivos claros y no dejarnos tentar por una promoción del 10% en el último celular del momento.

Para este punto puedes tener en cuenta la práctica del mindfulness, que según Jon Kabat Zin, uno de los mayores exponentes de la práctica en occidente, «el mindfulness es prestar atención en el momento presente y sin juzgar la experiencia».

Cuando prácticas la meditación, es como si fueras a un gimnasio, pero para la mente porque fortaleces las zonas del cerebro relacionadas con la paz, bienestar, felicidad, resiliencia, concentración, empatía y mucho más.


Si llegaste hasta aquí, muchas gracias, esperamos estos conceptos, ideas y herramientas sean de ayuda para mantener en equilibrio tus finanzas y reducir el estrés financiero.

Recuerda que puedes avanzar paso a paso, respiración a respiración. Con el tiempo verás como todo toma una mejor forma y tus finanzas se renuevan.

Te invitamos a compartir este artículo con la persona que crea que lo necesite y hagamos juntos un mundo con mayor bienestar y tranquilidad.

Otros artículos:

Leave a Comment

Descubre los beneficios que la meditación tiene para tu equipo
Empieza ahora a construirla con Pura Mente.

logo-color.png
pura mente
La app de meditación mejor valorada de Latinoamérica

Pura Mente 2021 © Todos los derechos reservados