La habilidad que hará a tu equipo más productivo y feliz | Pura Mente

Pura Mente

La habilidad que hará a tu equipo más productivo y feliz

Meditacion en grupo

Cada persona cuenta con las mismas 24 horas para llegar a ser productivos. Como lideres de equipo ¿cómo podemos ayudar a que cada integrante se sienta productivo y feliz al mismo tiempo? ¿Es esto posible?

Un equipo mas productivo y feliz y enfocado no solo creará un mejor ambiente y cultura laboral, también ayudará al crecimiento económico de la empresa.

Al día de hoy con el gran número de oportunidades y responsabilidades también ha llegado el incremento de la ansiedad, depresión y estrés.

Según la OMS -Organización Mundial de la Salud- se calculan más de 300 millones de personas a nivel global con rasgos de depresión y ansiedad.

Un estudio asegura que el último año ha habido un incremento del 40% en las personas que reportan un aumento en la ansiedad.

Además el 62% asegura haber sentido, como minímo una vez al mes, una actitud irrespetuosa en su trabajo.

A esto habría que sumarle el hecho de que un gran número de trabajadores asiste o participa en su trabajo con el temor de ser remplazado, bien sea por otra persona o un algoritmo.

Cada integrante del equipo cuenta con sus propios miedos, preocupaciones y angustias, lo cual suman entre sí para crear escenarios cotidianos llenos de volatilidad emocional, incertitumbre, tensión y los efectos del estrés laboral.

Es así como se crea una cadena o bucle tóxico para el equipo y la cultura laboral en general. ¿Esta cadena la podemos detener?

¿Es responsabilidad de la empresa el miedo o ansiedad que experimenta el equipo?

Si bien en las manos de cada líder o director esta la responsabilidad del bienestar emocional de los trabajadores, es importante tener claro que los miedos y ansiedades son una reacción evolutiva del ser humano.

Nuestro cerebro busca defendernos ante cualquier situación de riesgo o peligro a través de acciones rápidas como pelear, huir o “congelarse”, sin embargo, ante estas situaciones el cerebro no sabe diferenciarlas entre reales o imaginarias.

Este comportamiento se encuentra dentro de los genes del ser humano desde sus inicios, sin embargo en los tiempos modernos es importante ayudarle al cerebro a diferenciar entre un miedo real y uno que no lo es como en el caso de la ansiedad.

¿Qué se entiende por ansiedad?

La ansiedad se puede entender como un miedo a amenazas futuras. De este rasgo se desarrolla el enojo, también provocado por la frustración.

Del enojo surge la agresión que al ser reactiva genera daños físico o emocionales y al derivarse en un enojo reprimido desencadena rasgos de depresión y cardiopatías.

Es así como la cadena se alimenta entre si y se repite una y otra vez, impidiendo de esta forma crear equipos reactivos, felices, plenos y productivos.

Trabajo en equipo

La habilidad indispensable

Ante un mundo (laboral y personal) cambiante, lleno de incertidumbre y preocupación ¿cuál es la habilidad, práctica o rasgo que ayudaría a los equipos a sentirse más plenos y productivos?

Nombrado por muchos pero aplicado por muy pocos, la resiliencia hace la gran diferencia entre los equipos más productivos de las empresas.

Según un estudio publicado en meQuilibrium research descubrió que entre los trabajadores que desarrollaron importantes habilidades de resiliencia, el 96% pudieron lograr ser menos propensos a enfrentar ansiedad con rasgos clínicos.

Para lograr evitar una ansiedad de este nivel, los participantes del estudio aprendieron a estar presentes en cada situación y reconocer sus emociones a medidad que aparecen (sin juzgar ni ser juzgados).

Así lograron “entrenar” a su mente a evitar caer en los modos de reacción de amenaza, enojo o ansiedad.

El estudio logró demostrar que un trabajador con un rasgo de resiliencia desarrollado logra sentir menos frustración ante las situaciones o reacciones que no son de su agrado o no estaba esperando, así de esta manera, puede enfrentarlos con una visión más calmada, proactiva y creativa.

¿Se nace resiliente o se desarrolla la resiliencia?

Dicen que no hay mejor maestro que los errores y en el mundo empresarial es una premisa y casi una ley, pues entre más rápido nos equivoquemos, más rápido aprenderemos y con mayor estabilidad nos enfrentaremos al próximo obstáculo.

Es verdad que algunas personas nacen con un rasgo estoico y resiliente de nacimiento, sin embargo es una habilidad y por su misma naturaleza todos la pueden aprender, alimentar y pulir según su propia necesidad.

¿Cómo puedo ayudar a mi equipo a ser más resiliente?

Dentro de tu labor como líder esta brindarle herramientas, espacios y conocimientos a tu equipo que los ayuden a ser mejores como profesionales y seres humanos para que la cultura de tu empresa sea productiva, enfocada, eficiente y más allá de eso que sea feliz.

Te compartimos algunas buenas prácticas que puedes implementar dentro de tus equipos de trabajo para desarrollar la resiliencia.

1. Crea un ambiente “seguro”

Para crear equipo más productivo y feliz debemos empezar por crear un espacio o ambiente “seguro”

Con seguro no nos referimos a un lugar donde prime la comodidad y la rutina “segura”.

Un ambiente seguro es un lugar donde los errores no se critican o juzgan, por el contrario se valoran para aumentar el aprendizaje y en equipo buscar solucionarlos de la mejor manera.

Es un lugar donde el error o las opiniones no son sinónimos de conflicto o preocupación, sino por el contrario un espacio de crecimiento, motivación y trabajo conjunto por un gran objetivo.

2. Activa la mentalidad de la curiosidad

Cuando nos enfrentamos ante un obstáculo, en lugar de verlo como un problema imposible, es importante enfrentarlo con curiosidad, así se obtienen nuevas soluciones y una actitud propositiva.

Con solo este pequeño y simple cambio de idea se hace un ajuste en la actividad neurologíca pues el estrés ubicado en la amigdala se transforma en funciones totalmente diferentes ubicadas en el lóbulo frontal.

La curiosidad ante los problemas ayudará a que cada reto se vea con creatividad, esta innovación lleva a la ejecución y esta ejecución a la satisfacción de un trabajo logrado de una manera diferente.

Con este pequeño ajuste la cadena se replaza. Pasa de ser tóxica a ser proactiva.

3. Invita al auto-conocimiento

“Conoce a ti mismo”. Es aquí donde esta la respuesta a muchas actitudes y acciones frente a situaciones de estrés u obstáculos que se presentan en el día a día.

Con el auto-conocimiento se puede llegar a identificar nuevas habilidades, dones, defectos, aspectos por mejorar y controlar las emociones, en pocas palabras se construye un ser resiliente.

Para desarrollar un auto-conocimiento en tu equipo de trabajo la práctica más efectiva es la meditación.

Cada vez más empresas llevan como beneficio a sus equipos la práctica de la meditación, no solo porque reduce el estrés, enojo, tensiones, sino también porque aumenta el sentimiento de felicidad, plenitud, producitividad concentración y resiliencia.

De hecho, el 90% de las personas que meditan aseguran sentir más calma plenitud y felicidad.


Ahora ante la pregunta, ¿se puede lograr crear un equipo más productivo y feliz? la respuesta en definitiva es un gran ¡SÍ!

Se puede lograr y de una manera amigable, natural e intuitiva.

Utilizar la resiliencia como uno de los valores primarios en la empresa, hara una gran diferencia con otros equipos. Generará un aumento de la empatatía, rasgos de colaboración, productividad, solidaridad y felicidad.

Si te interesa incrementar la resiliencia, el auto-conocimiento y el buen hábito de la meditación en tu empresa, puedes contactarnos aquí y con gusto te compartiremos planes y beneficios exclusivos adaptados a tu empresa.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *