Aprender a meditar: 10 actitudes que te renovarán tu vida (Parte 1)

Todas las personas pueden aprender a meditar, es una práctica universal. Te compartimos las 10 actitudes que te ayudaran a tener un inicio sólido y equilibrado en el camino de la meditación.

La meditación es una práctica que existe entre el ser humano desde hace muchos siglos, aunque en el hemisferio occidental se conozca “hace poco” lo cierto es que sus beneficios nos han acompañado a lo largo del camino.

Está práctica milenaria tiene un objetivo sencillo, enfocar nuestra atención al momento presente con ayuda de diferentes herramientas como la respiración.

Uno de los guías de Pura Mente, Pedro Fernández Barrio define el mindfulness como una práctica que no busca llevarnos a ningún lado, por el contrario, busca traernos a este momento, al presente.

Tal vez hayas escuchado diferentes tipos de definiciones relacionadas con la meditación y puede que muchas de ellas estén acertadas, pues el camino de la meditación es un sendero personal donde cada quien lo construye paso a paso, sin embargo, también es cierto que en la sencillez está la verdad y en esta ocasión un primer gran paso para empezar a meditar, es no complicar su definición.

El mindfulness es prestar atención, intencionadamente, en el momento presente, sin crear juicio. Jon Kabat-Zinn

Diferentes estudios a lo largo de los últimos años han demostrado que la meditación o práctica del mindfulness es una gran herramienta para reducir los niveles de estrés o ansiedad, también aumenta la concentración y empatía y además incrementa los estados de felicidad y plenitud.

Por ejemplo, un estudio desarrollado durante 15 años por la Universidad de Wisconsin, en más de 100 monasterios y con el apoyo de neuro científicos y expertos, confirman que la meditación:

  • 🧠 Activa las zonas del cerebro asociadas a los sentimientos de empatía y amor altruista.
  • 🌳 Reduce el volumen de la amígdala, la región del cerebro involucrada en el proceso del miedo.
  • ⛅️ Ayuda a descansar y relajar nuestra mente.

Estos son algunas de las conclusiones de un estudio que tuvo como foco principal escanear imágenes cerebrales de personas que meditaban constantemente en sus rutinas.

Es muy importante resaltar que los efectos de la meditación pueden ser experimentados por cualquier tipo de persona, sin importar creencia, pensamiento, ubicación o físico, es una práctica incluyente y además ofrece beneficios en el corto tiempo.

Es verdad que entre más meditemos mayores resultados experimentaremos, sin embargo, empezar con 5 o 10 minutos al día son suficientes para renovar el descanso, la energía, el ánimo e incrementar el bienestar general en el día a día.

Para aprender a meditar existen diferentes rutas y caminos que puedes explorar, por ejemplo, una opción con la que puedes iniciar es el curso gratuito de introducción a la meditación que encontrarás en la app de Pura Mente.

Durante 10 días conocerás diferentes prácticas sólidas que te serán de gran ayuda para empezar en el camino de la meditación.

Este curso es muy práctico y lo podrás complementar con la teoría y conceptos que te compartiremos en este artículo. La combinación de las dos te ayudarán a tener todas las herramientas necesarias para aprender a meditar de una manera natural y armónica.

Actitudes para aprender a meditar

Las 10 actitudes que te compartiremos a continuación son fundamentales para llenar de vida y bienestar tu camino, te apoyarán y potenciarán tu práctica de meditación.

Si quieres conocer a profundidad más sobre