Trabajar en calma

Más de 300 millones de personas en el mundo enfrentan síntomas de ansiedad. Conoce aquí una causa que pasa desapercibida y puede estar generando un nivel alto de ansiedad en el trabajo.

La ansiedad es una de las alteraciones emocionales con mayor crecimiento en los últimos años.

Los efectos de la ansiedad pueden llegar a impactar en la salud física, mental y emocional. También afecta en las relaciones personales y los espacios laborales.

Con seguridad varias personas a tu alrededor pueden confirmar que han sentido o sienten los efectos de la ansiedad en su trabajo.

De la ansiedad se puede desarrollar estrés, depresión y a nivel laboral, lo que se conoce como el Burn-out, (síndrome del trabajador “quemado”).

Relacionado: Toolkit para reducir la ansiedad de manera natural

La OMS ha categorizado el “síndrome el trabajador quemado” como una de las enfermedades y problemas de salud a nivel internacional.

Esto con el fin de dar mayor visibilidad a esta situación y lograr que las empresas desarrollen estrategias que reduzcan este síndrome y también las puedan prevenir.

Este logro depende también a nivel personal. Se debe hacer un ejercicio para identificar las causas que provocan la ansiedad en el trabajo.

De esta manera podemos tomar acciones particulares o grupales para crear un espacio de trabajo armónico.

En este artículo te queremos compartir una causa que genera niveles altos de ansiedad y que en ocasiones solemos pasar por alto.

Una causa “inofensiva”

El trabajo actual requiere un alto nivel de adaptación, agilidad, enfoque, productividad y calidad.

La combinación de estas habilidades puede llevar a crear una rutina rápida con listas de tareas interminables y responsabilidades. Todo esto sin contar el espacio familiar y personal.

Nos encontramos ante una avalancha de información y responsabilidades que exigen también un alto nivel de resiliencia, organización y calma.

Con la rutina rápida se acumulan materiales, documentos y emociones en los espacios y la mente, llevándonos así a un agotamiento mental y físico.

Por la normalidad de la rapidez actual, la desorganización en sus diferentes escenarios (físico, mental, emocional y digital) parece un suceso normal, el cual no merece la atención e inversión de tiempo para poder controlar.

El desorden o la desorganización es uno de los factores que más influye en el incremento de los niveles de ansiedad en el trabajo.

Es verdad, entre tantas responsabilidades a veces parece imposible lograr tener un orden para evitar el incremento de los niveles de ansiedad

En este artículo te queremos compartir algunos trucos que pueden ayudarte a tener un mejor flujo de organización en tu espacio laboral.

Organización física

Nuestro exterior refleja cómo nos sentimos en nuestro interior, pero también el ambiente que nos rodea impacta directamente en nuestras emociones y actitudes. Todo está relacionado.

Tener un espacio organizado puede ayudar a que los niveles de ansiedad por el trabajo se reduzcan.

De hecho, ¿sabías que Steve Jobs cuando empezó a desarrollar su empresa NeXT pidió que su espacio de trabajo estuviera pintado de blanco para que fuera un ambiente más minimalista y sencillo? Estudio alguna forma lo pudo ayudar a generar un trabajo más fluido y creativo.

La intención aquí no es pintar todos los espacios laborales de blanco, lo importante es encontrar cuál es la organización que ayuda a cada persona a tener un espacio fluido y armonioso.

Algunas personas dividen en su escritorio por temas laborales Con el fin de qué todos los documentos o archivos los pueden ubicar en cierta sección del escritorio.

Otro grupo prefiere tener un escritorio totalmente limpio en contraste con otras personas que les gusta decorar su espacio con plantas y objetos que les traigan paz y buenos recuerdos.

Para esta organización no hay una ley en especial que se deba cumplir, cada persona lo puede desarrollar a su gusto, pero siempre teniendo como el objetivo principal que el espacio físico del trabajo éste lo más organizado posible.

Organización emocional

En este momento respira profundo y pregúntate “¿cómo me siento?”.

Si puedes cierra los ojos por un momento y es un pequeño escaneo desde la cabeza hasta los pies intentando responder a la pregunta.

¿Sientes tensión, angustia, preocupación o miedo? Si sientes alguna de estas emociones u otra adicional es importante que la identifiques, la aceptes y si te es posible escribe en un papel o un diario como te sientes en este momento.

No continúes leyendo este artículo sin hacer este pequeño ejercicio, aunque parezca sencillo es un gran inicio para dar organización a tus emociones y así reducir la ansiedad en el trabajo.

Las emociones son el lenguaje de nuestro cuerpo, Como tal no existen emociones buenas o malas simplemente son una expresión, sin embargo, de cómo las manejemos depende la reacción que tengamos ante cada una de ellas.

Aunque emociones como el miedo o la angustia no siempre son generadas en un ambiente laboral, si podemos llevarla a nuestro trabajo generando así tensiones y poca paciencia ante los retos profesionales.

Además del ejercicio que experimentaste hace un momento, puedes tomar el hábito de Meditar o escribir, te pueden ayudar en gran manera no sólo identificar tus emociones sino aprender a controlarlas.

La meditación es una práctica muy sencilla que puedes empezar implementar con sólo cinco minutos al día.

Podrás empezar a experimentar beneficios en el corto tiempo, que no sólo impactarán en tu trabajo sino también en tus relaciones personales, calidad de sueño y crecimiento personal.

Puedes tomar ahora una sesión de meditación guiada gratuita en la app de Pura Mente o explorar la ruta de meditación guiada especializada para reducir la ansiedad

Organización mental

Esta área está muy relacionada con la anterior, su principal diferencia es que en lugar de poner en orden las emociones intentaremos organizar nuestros pensamientos y sobre todas fortalecer la atención plena.

Desarrollar una atención enfocada en el ahora puede ayudar de gran manera a que los pensamientos que surgen, segundo a segundo en nuestra mente, no impacten en la actitud hacia los retos laborales.

En nuestra vida tenemos tantas responsabilidades, tareas, sueños y propósitos que queremos cumplir y a veces no sabemos por dónde empezar.

Es aquí cuando la mente empieza a saltar de un pensamiento a otro en menos de cinco segundos.

Te compartimos algunas herramientas que pueden ayudarte a tener una mejor organización mental:

Una tarea a la vez

En la cultura occidental se popularizó el hecho de que si una persona hacer varias tareas a la vez es sinónimo de productividad y éxito.

Esto