Fatiga mental Cansancio mental

4 señales que te confirmarán si tienes (o no) fatiga mental por las videollamadas

En promedio, hoy en día, podemos tener entre 3 a 5 videollamadas por día. En definitiva esta herramienta nos ayuda a tener mejor contacto con el trabajo y vida personal, sin embargo, también puede producir niveles elevados de estrés y fatiga mental por las videollamadas.

Cuando tenemos varias videollamadas seguidas, sin ninguna pausa, el cerebro activa de manera constante las zonas relacionadas con el estrés y la tensión. Esta es una de las causas por las cuales se desarrolla la fatiga mental por las videollamadas.

En esta ocasión te compartimos las señales que te ayudarán a identificar si en este momento estás enfrentando un momento de fatiga mental por las videollamadas o no.

Mas cansancio en casa por videollamadas1. Baja de energía al terminar una llamada

Cuando terminas una videollamada ¿cómo te sientes?, ¿con la misma energía que cuando entraste?, o por el contrario ¿sientes más cansancio de lo normal?

Si en tu caso, sientes más cansancio, no te preocupes, nos pasa también a muchas personas y es por dos causas principales.

La primera ya te la contamos y es por tener videollamadas seguidas sin pausas. La segunda es porque nuestro cerebro utiliza más energía para tener una conversación vía videollamada que cara a cara.

Solución

Si durante tu día tienes varias videollamadas, intenta tener una pausa de 10 minutos (mínimo) entre cada una de ellas. Aquí te contamos más consejos que te ayudarán a reducir la fatiga mental por las videollamadas

2. Sientes confusión o incomodidad

Puede ser que al inicio, tener algunas videollamadas no te parecía agotador, por el contrario, sentías que era una actividad más en tu día.

Si durante las últimas semanas o meses, al entrar a una videollamada, sientes cierta incomodidad o confusión, es una señal de la fatiga mental por las videollamadas.

Esto se genera, porque las videollamadas aunque son una herramienta muy eficiente para el trabajo y vida personal, también son una actividad que no es del todo natural para nuestro cerebro, por lo que en ocasiones puede llegar a sentir que es una actividad extraña y te envíe señales de alerta.

Solución

Cuando sientas estos momentos de confusión o incomodidad, toma una pausa, apaga tu micrófono y cámara (no tiene nada de malo) es un hábito saludable para hacer algunos estiramientos, respiraciones profundas y volver a la llamada con calma y enfoque.

Cansancio mental en trabajo en casa

3. Irritación a los problemas pequeños

¿Alguno de estos escenarios te ha sucedido?

  1. Estás compartiendo tu idea más inspiradora y te informan que tu micrófono está apagado.
  2. Quieres entrar a la reunión con tu equipo y el internet de repente se desconecta.
  3. Vas a hablar con un cliente y el computador se descarga o bloquea sin previo aviso.

Con seguridad, en algún momento nos ha pasado. Dentro del trabajo remoto o a distancia, esto es normal, es como si en la oficina física se derramará el café, empezará a llover o vemos el tráfico pesado.

Son temas que se salen de nuestro control, por eso, si ante estas situaciones tu forma de reaccionar más reciente es con irritabilidad, debes tener presente que puede ser una señal de fatiga mental por las videollamadas, el contacto ilimitado con el trabajo o pantallas.

Solución

Este es tu momento para tomar una pausa, no de solo de unos minutos, si es posible de un día o dos. Tu estado emocional y salud mental es vital para la productividad y el disfrute de cada uno de los días.

Si por tu rutina laboral, no puedes tomarte algunas vacaciones, probablemente puedes organizar un fin de semana para desconectarte, meditar para recuperar la calma, descansar o hacer tu hobby favorito.

Trabajar desde casa con el celular4. No te desconectas (nunca) del trabajo

Si después de tus largas jornadas de trabajo, intentas tomar un descanso en el sofa, pero de repente te ves abriendo la app de correos en tu celular para ver si hay alguna novedad, intentas dormir, pero recuerdas que debes hacer alguna tarea o sientes tensión porque recordaste la próxima entrega que debes hacer, es una de las señales que indican que tienes fatiga mental por las videollamadas o estrés laboral.

Está bien, que por momentos lleguen a