Fatiga mental Cansancio mental

4 señales que te confirmarán si tienes (o no) fatiga mental por las videollamadas

En promedio, hoy en día, podemos tener entre 3 a 5 videollamadas por día. En definitiva esta herramienta nos ayuda a tener mejor contacto con el trabajo y vida personal, sin embargo, también puede producir niveles elevados de estrés y fatiga mental por las videollamadas.

Cuando tenemos varias videollamadas seguidas, sin ninguna pausa, el cerebro activa de manera constante las zonas relacionadas con el estrés y la tensión. Esta es una de las causas por las cuales se desarrolla la fatiga mental por las videollamadas.

En esta ocasión te compartimos las señales que te ayudarán a identificar si en este momento estás enfrentando un momento de fatiga mental por las videollamadas o no.

Mas cansancio en casa por videollamadas1. Baja de energía al terminar una llamada

Cuando terminas una videollamada ¿cómo te sientes?, ¿con la misma energía que cuando entraste?, o por el contrario ¿sientes más cansancio de lo normal?

Si en tu caso, sientes más cansancio, no te preocupes, nos pasa también a muchas personas y es por dos causas principales.

La primera ya te la contamos y es por tener videollamadas seguidas sin pausas. La segunda es porque nuestro cerebro utiliza más energía para tener una conversación vía videollamada que cara a cara.

Solución

Si durante tu día tienes varias videollamadas, intenta tener una pausa de 10 minutos (mínimo) entre cada una de ellas. Aquí te contamos más consejos que te ayudarán a reducir la fatiga mental por las videollamadas

2. Sientes confusión o incomodidad

Puede ser que al inicio, tener algunas videollamadas no te parecía agotador, por el contrario, sentías que era una actividad más en tu día.

Si durante las últimas semanas o meses, al entrar a una videollamada, sientes cierta incomodidad o confusión, es una señal de la fatiga mental por las videollamadas.

Esto se genera, porque las videollamadas aunque son una herramienta muy eficiente para el trabajo y vida personal, también son una actividad que no es del todo natural para nuestro cerebro, por lo que en ocasiones puede llegar a sentir que es una actividad extraña y te envíe señales de alerta.

Solución

Cuando sientas estos momentos de confusión o incomodidad, toma una pausa, apaga tu micrófono y cámara (no tiene nada de malo) es un hábito saludable para hacer algunos estiramientos, respiraciones profundas y volver a la llamada con calma y enfoque.

Cansancio mental en trabajo en casa