Bloqueo emocional

4 ejercicios para liberarse de un bloqueo emocional

Un bloqueo emocional puede producirse como consecuencia a niveles altos de ansiedad o estrés. Puede presentarse en cualquier momento, sin embargo existen algunos ejercicios que con la práctica te ayudarán a liberarte de este bloqueo y permitir que tus emociones fluyan con la vida. Aquí te lo contamos.

¿En ocasiones has llegado a sentir que no puedes pensar con claridad por el ruido que hay en tu mente? o ¿tienes ese sentimiento de sentirte atascado/a en el camino de la vida? Es una sensación que nos pasa a muchas personas y que pueden estar relacionadas con un bloqueo emocional.

Además de estas situaciones, experimentar un bloqueo emocional también puede llevarnos a experimentar desafíos para dormir y ocasiones llegar a despertar en madrugada sin ninguna razón aparente

Además de practicar ejercicios para reducir los niveles de ansiedad, el bloqueo emocional también se puede presentar por una cualidad que es natural del ser humano y que en ocasiones no tenemos consciencia de ello: el apego.

Naty Cammarota, en el último encuentro de meditación en vivo nos explica que “desde un inicio nos apegamos a la vida, es un reflejo natural, sin embargo, a lo largo de la vida llegamos a tener un apego intenso a emociones o pensamientos que durante el recorrido pueden llegar aumentar su peso en nuestra mente y bienestar.

Es aquí cuando se llega a un bloqueo emocional y es por causa del apego.

¿A qué solemos apegarnos?

Existen varios puntos a los que solemos aferrarnos y que al final pueden llevar a un bloqueo emocional, algunas de ellas pueden ser:

  • Personas
  • Placer
  • Lugares
  • Pensamientos
  • Creencias
  • Pasado o expectativas.

¿Qué podemos hacer?

Si una de las causas del bloqueo emocional es el apego, la solución más práctica está en su opuesto: el desapego, sin embargo, es clave tener presente que la mejor solución está en encontrar un equilibrio entre estos dos caminos.

¿Qué es el desapego?

Naty Cammarota nos lo explica de la siguiente manera:

Es aceptar la impermanencia de todo lo que surge en nuestra vida porque todo tarde o temprano va a cambiar. Solo cuando aceptamos podemos dejar ser, podemos dejar que la vida fluya.

Es aquí donde está la clave: Dejar que la vida fluya.

Cuando aprendemos el valor y la habilidad de dejar ir y permitir que la vida fluya el bloqueo emocional o mental se difuminan en el camino por una simple razón, no tomamos poder sobre ellos, simplemente los dejamos en el sendero para eliminar el peso de nuestros hombros.

Bien lo dice Naty: La vida es constante cambio. No somos nuestros pensamientos, emociones, sensaciones. Tanto el enojo y la alegría, también van a cambiar.

Soltar significa desapegarnos a lo que nos aferramos, es aceptar que no podemos retenerlos. Soltar es al final, aprender a confiar en eso algo que es mucho más grande y mueve nuestra existencia.

4 ejercicios

Te compartimos 4 ejercicios que te ayudarán a soltar el bloqueo emocional y liberarte de emociones negativas. Te recomendamos seguirlos en el mismo orden, dado que cada uno alimenta al siguiente:

Observar

Bloqueo emocional observar

Antes de comenzar a eliminar un bloqueo emocional es de gran importancia tener el panorama más amplio sobre el estado en el que te encuentras. Es de gran ayuda para identificar a que emoción, experiencia o pensamiento estás teniendo apego.

En este primer paso, no buscaremos modificar nada, solo observar. Para ello, te pueden ser de ayuda las siguientes preguntas que puedes escribir en tu libreta personal para alimentar día a día:

  • ¿Cómo me estoy sintiendo en este momento?
  • ¿Qué emociones siento con mayor frecuencia y quisiera cambiar?
  • ¿En qué situaciones o experiencias del día, se intensifican estas emociones?
  • ¿Logro identificar una fecha o momento aproximado en el que comencé a sentir estás emociones? ¿Cuál fue ese momento?

Consciencia del juicio

Soltar un bloqueo emocional

Para nadie es un secreto que la mente está creando constantemente juicios o etiquetas sobre las experiencias o emociones que vivimos en el día a día.

El cerebro lo hace de esta forma para “protegernos” de posibles situaciones que considera como peligro sin embargo con el tiempo puede llevar a alimentar el bloqueo emocional o desarrollar fatiga mental.

Una vez hayas observado tu punto inicial y las emociones que experimentas, es momento de comenzar a conocer más los patrones mentales que ocurren cada día, con el fin de identificar los juicios que crea tu mente.

Para fortalecer esta habilidad de identificar los patrones mentales y los juicios de la mente es de gran ayuda practicar ejercicios de atención plena. Con solo 5 minutos al día notarás como comienzas a tener más consciencia sobre tus acciones y pensamientos.

La base del iceberg